1. Placer prohibido


    Fecha: 20/10/2019, Categorías: Incesto Tus Relatos Autor: Ricky245, Fuente: RelatosEroticos-Club

    Primer relato de mis encuentros con mi sobrina Ludmila, que empezaron hace un tiempo, y se extienden hasta ahora cada vez que nos vemos, si es de su agrado continuaré contando más situaciones que vivimos.
    
    
    
    Es otro domingo más pensé cuando la alarma de mi celular sonaba indicándome que eran las siete de la mañana, maldecí el hecho de haber quedado en impartir clases de inglés a mi sobrina debido a que mi hermana me lo había solicitado.
    Había salido de fiesta la noche anterior y no estaba con ganas de despertar a esa hora, sólo será un momento pensé de seguro se cansará y dirá que paremos y se pondrá a revisar sus redes sociales, seguro será así.
    Me levanté de la cama, fui a darme un baño y a preparar un café para desayunar mientras esperaba la llegada de mi sobrina Ludmila.
    No se hizo esperar eran las ocho en punto cuando sonó el timbre de mi casa, mis padres no estaban así que solo íbamos a ser ella y yo en la casa, punto en contra pensé (aunque luego me iba a dar cuenta que no era así), abrí la puerta principal y me quedé pasmado, mi sobrina Ludmila estaba ahí solo que nunca la había visto así; llevaba unos shorts de jeans azul que resaltaban muy bien sus curvas, una remera de esas que dejan la zona abdominal un poco descubierta enseñando el ombligo, nunca la había visto así ella siempre usaba ropa un poco menos llamativa.
    Ludmila es hermosa, tiene una cara de nena que a todos les gusta, unos ojos verdes que llaman la atención de todos (yo me incluyo en esa ...
    ... lista), su cabello castaño claro resalta su piel blanca y el color de sus ojos, sus pechos son pequeños pero nada mal para su edad (14) y sus piernas largas, blancas y de buena forma junto con su culo bien formado le dan un aspecto muy hermoso. Sin dudas es una chica muy linda, pero no habíamos tenido contacto casi nunca, sólo las simples cortesías de saludos cuando yo iba de visita a casa de mi hermana y ella estaba ahí con sus hermanas, además de eso nunca habíamos entablado una conversación siquiera así que el contacto con ella iba a ser un poco difícil, esa era una de las razones por las que maldecia había haber aceptado darle la ayuda que mi hermana me había solicitado, pero al verla el enojo se disipó dando paso a una erección que se formó en mis pantalones cuando la ví.
    -Pasa Ludmila. ¿Cómo estás?
    -Bien, ¿Estás solo en casa?
    -Si tus abuelos salieron no tengo idea dónde se fueron, yo salí anoche así que no sé cuándo volverán o si no volverán.
    -Bueno, ¿Fuiste de fiesta o algo?
    -Sí, era el cumpleaños de una amiga, ya sabes lo típico, alcohol y baile, con un grupo de personas divertidas.
    -Entonces estás con resaca, espero que no te moleste tener que ayudarme con esta basura de inglés, mi madre quiere que apruebe la materia si no está pensando retirarme el celular. ¿Lo podés creer?
    -La verdad, no tenía ganas de hacer esto, pero creo que puede ser divertido pasar la resaca charlando contigo ya que casi nunca hablamos. Lo de mi hermana lo creo ella es un poco “dictadorial”, ...
«1234...7»