1. Relatos eróticos esposos cómplices cap 33


    Fecha: 24/06/2022, Categorías: Confesiones Tus Relatos Autor: Chacri, Fuente: RelatosEroticos-Club

    Dejamos en su casa al papá y al despedirnos quedamos en comunicarnos para confirmar la reunión de la próxima semana.
    
    Al llegar nos esperaban nuestros hijos celebrando decían ellos nuestra segunda luna de miel y cenamos acompañado de un  excelente vino para brindar por nosotros y entre besos y abrazos, ellos se fueron a dormir y nosotros a bañar.
    
    En la cama pude ver las huellas que había dejado el negrito teniendo que untarle una crema para desinflamar.
    
    Ella me besó y preguntó si estaba feliz ,le dije que sí y  me respondió igual con un fuerte beso y abrazo.
    
    Ella me recordó que pensará en la posibilidad de estar en la reunión con todos los hermanos , la miré a los ojos y pude ver lo animada y decidida que estaba. No le contesté, más bien le dije no haber escuchado su grito de siempre en la  penetración doble que le hicimos con el papá .
    
    Me respondió que en la posición que estaba pudo ver por la ventana asomarse a la cuidadora y que le dió vergüenza gritar y se comió el tremendo dolor que le causó haberla recibida de un solo golpe hasta el fondo teniendo la tuya atorada por atrás, menos mal se vació rápido.
    
    Mujer, no te da miedo saber que vamos a ser cinco hombres que te van a cachar y cuatro son pingones unos más que otros ?  Me da tanto miedo como deseo de hacerlo. Yo : mujer y hasta conde vamos a avanzar con ésto, pensamos en un cachero más y ahora van a ser cuatro y pingones. Ella : amor consolidamos con ellos para hacerlo solo con ellos y ya no más, pero ...
    ... no quisiera dejar de probarlos. Está bien le dije, hablaré con él y si los hermanos aceptan que sea discreto y que te traten bien.
    
    Amor le dije, no has recibido suficiente dolor que pides más. Ella : sabes lo más rico de esta jornada fue sentirme la mujer deseada por más de un hombre y se esforzaban por darme mayor placer y lo mejor fue que dentro de mi cuerpo sentir la lucha que tú dabas desde atrás y los negros desde adelante y hacerlo dentro de mi cuerpito. Sentí que chocaban  las dos pingas y adentro se acomodaban por dónde sea pero bien adentro separadas por una sola membrana. Amor no tengo palabras para explicarte y te agradezco tu aguante a esperar terminar junto con el último cachero.
    
    Ay amor le dije, estamos cansados por hoy suficiente durmamos mañana será otro día.
    
    Las dos semanas siguientes se repitieron igual que la primera, solo que el hijo quería hacerle doble penetración con su papá lo cual no aceptamos. Así mismo la cuidadora de hizo amiga de mi señora, y nos felicitaba por ser de mente abierta y siempre al despedirse le acariciaba el pelo diciéndole : pobrecita cómo la maltratan estos pingones. También el papá nos confirmó que la semana que venía llegarían sus hermanos y estaban felices por conocernos y participar en éste sacrificio, cómo decían ellos.
    
    En esa semana despedimos a nuestros hijos que se fueron a trabajar al extranjero ,quedándonos libres para disfrutar con más libertad.
    
    El sábado recogimos al papá y al llegar ya nos esperaban los ...
«1234»