1. Relatos eróticos esposos cómplices cap 33


    Fecha: 24/06/2022, Categorías: Confesiones Tus Relatos Autor: Chacri, Fuente: RelatosEroticos-Club

    ... era la más gruesa de todas y el tamaño de la del papá, así que hicieron un 69 súper rápido pero no menos excitante y luego la colocó en misionero. La metida fue más dolorosa y dificultosa por lo gruesa pero a tanto insistir entró la cabeza y con fuertes gritos pedía al negro  que se levante y mientras hablamos con el metió cinco cms más y con gritos fuertes mi señora le dejó que siga y todos asombrados con esa escena vimos desaparecer el cuerpo de mi señora al echarse el negro completamente,solo se veían partecitas de carne blanca debajo de ese tremendo cuerpo negro.
    
    Se baño y con masajes que todos le hicimos estuvo lista para el ataque final de esa noche antes que el hijo duerma.
    
    El hijo se colocó encima de ella y ya con los cojines y las cremas comenzó a empujar y de un grito fuerte mi señora anunciaba que ya lo tenía todo adentro de su culito, luego vinieron los fuertes movimientos para luego sacarla y metérsela por la concha y se movió otra vez salvajemente para luego sacarla y volverse la a meter por el culo agarrando desprevenida a mi señora quien lanzó un sonoro grito pero ahí nomás se vació quedándose dormido en el acto.
    
    Mi señora ya no tuvo fuerza para bañarse durmiendo en la otra cama conmigo, era tal su cansancio que durmió hasta el otro día.
    
    El domingo tomamos desayuno y programamos dos cacheros en la mañana y dos por la tarde de acuerdo a los tamaños.
    
    Nos despedimos de todos y regresamos en silencio por el cansancio.
    
    Las siguientes semanas ...
    ... fueron iguales hasta que llegó la última del mes. Ahora era diferente por qué ahora se la iban a culear a mi señora. Volví a preguntar si quería asistir, me dijo que si y partimos con el papá.
    
    Los sacrificios que pasó mi señora ya sacarán uds sus conclusiones, solo les comentaré lo más relevante , con el segundo  sufrió mucho por qué el culo ya no le respondía pero con esfuerzo y mucho dolor y por qué estaba dilatado por el hijo y el tercer y cuarto pingon ,pero con todo lo
    aguantó y celebramos un nuevo récord en el culo de mi señora. Se bañó y con masajes le ayudamos a recuperarse para que se tire al más pingon que estaba desesperado por la hora.
    
    Así se le pusieron los cojines y bastante crema y comenzó la brutal hazaña de meterse esa pinga que parecía de un burro en ese diminuto cuerpo. La escena era digna de ser vista por qué éste era más negro de todos, el más musculoso y el que más se mueve.
    
    Comenzó la introducción y mi señora se persinaba a cada rato hasta que grito con todas sus fuerzas y comenzó a llorar como nunca pidiendo piedad le decía al negro que ya no, pero nosotros no hicimos caso por qué a ella a veces se le pasa dejamos que el negro se mueva a su regalada gana y le dejé el culo llena de leche,mientras el hijo la acariciaba.
    
    Cuando le limpio a mi señora le salía caca, bastante leche y bastante sangre que no paraba. Me dijo creo que me ha malogrado y efectivamente tenía hemorragia.
    
    Había que llevarla a un hospital y decidimos que el negro que le ...