1. Lavando el auto con mamá


    Fecha: 12/05/2022, Categorías: Incesto Autor: Bambino, Fuente: CuentoRelatos

    Una tarde decidí lavar el auto, como estaba yendo al gimnasio quería aprovechar en hacer el esfuerzo físico necesario para mantenerme en forma, me puse tan solo unos shorts y comencé a hacerlo, pero algo hizo distraerme, era mamá en su habitación, se estaba cambiando de ropa, y pude verla tan solo en bragas y sostén, la verga se me puso dura, ya tenía 2 años de estar deseando a mamá sexualmente solo que mi timidez no me dejaba ir más allá de lo que imaginaba o soñaba. De un momento a otro ella giró la cabeza y nuestras miradas se encontraron, me volteé rápidamente y me puse rojo, estaba nervioso, pero continué haciendo lo mío y después de unos minutos mamá bajo.
    
    —Hey Jorge, hijo!
    
    —Ah!... ma... mama! qué pasa? me asustaste! —dije saltando.
    
    —Te asuste? En que estarías pensando no? —dijo burlonamente.
    
    —En nada solo que... me llamaste así de improviso y...
    
    —Bueno, bueno, solo quería saber si quieres mi ayuda.
    
    —Para lavar el auto? No mama gracias, en verdad, además no estas vestida.
    
    Adecuadamente para esto, mejor...
    
    —A qué no? Bueno tengo puesto estos jeans viejos.
    
    —Sí, y te quedan muy bien... pero de arriba... la camisa no ayuda...
    
    —Eso lo arreglo en un momento. —dijo mi madre y se sacó la camisa, abajo tenia puesto una camiseta apretada color blanco— y ahora que me dices?
    
    —Bue... bueno... —le quedaba bella su camiseta, dos montes sobresalían de ella, solo asentí con la cabeza y comenzamos a lavar el auto. Con los segundos que pasaban me di ...
    ... cuenta de que no llevaba sostén, por lo que intenté jugar un poco a mojarle su hermosa camiseta.
    
    —Hey Jorge, pero que haces... jajaja... ahora veras! —dijo mi madre justo cuando la moje.
    
    —No mamá solo fue una broma...
    
    —Una broma eh? ahora veras muchacho... toma!... jajaja... —ambos reímos y jugamos como chiquillos con el agua, poco a poco la camiseta de mamá se fue mojando hasta que se empapó por completo. Las tetas de mamá se traslucieron, los pezones se pegaron a la camiseta y yo me quedé impresionado y estático viendo esas grandes y hermosas redondeces.
    
    —Pero hijo que te pasa, que... oh!... pero que bulto es ese!... —dijo mi madre bajando la mirada, la verga la tenía parada y dura debajo de mis shorts.
    
    —Oh! —dije sorprendido y me di vuelta...— no!, eh!, no mamá, no es nada solo… Es que… es que... disculpa... yo...
    
    No supe que decir, mamá se vio la camiseta, y se dio cuenta que sus tetazas se traslucían excitantemente, había descubierto lo que me había puesto la verga así de dura.
    
    Me fui rápidamente al baño, estaba nervioso y decidí darme una ducha para ver si así me bajaba la calentura, pero dentro no pude sacarme de la mente las tetas de mamá, aquellos globos invadieron mis pensamientos y me comencé a excitar, mi verga volvió a ponerse larga y dura, me decía que no podía pensar esas cosas, pero la calentura fue más y más grande, me cogí el pene y lentamente me fui corriendo el prepucio arriba y abajo, era una locura! Me estaba masturbando y la causante era ...
«1234»