1. Despierta una puta en el metro


    Fecha: 08/11/2022, Categorías: No Consentido Tus Relatos Autor: Jannay, Fuente: RelatosEroticos-Club

    ... alivio, al cerrarse las puertas estábamos todavía más apretados que antes, más eso no hizo que me dejará libre volvió a masturbarme por qué habría de dejarlo ya me tenía a su voluntad.
    Levanto mi falda, podía sentir el aire acondicionado del metro en mis nalgas, fue una sensación que me estremeció, e inevitablemente me moví, cosa que el aprovecho para quedar exactamente atrás de mí, yo no llevaba mochila solo una bolsa de mano por lo que no la podía utilizar como escudo, pero eso el ya lo había detectado, era la víctima perfecta.
    Nuevamente sentí su verga ahora en las nalgas, con cada arrimón sentía como su verga palpitaba con vida propia, parecía que en cualquier momento rompería mi falda y me penetraria, aún asi el vaivén era exquisito, tenía sus ventajas el no poder moverte mi fuerza empezaba a faltar y las palabras por fin se hicieron presentes mientras uno de sus dedos al tiempo que penetraba por mi vagina llegó el primer orgasmo estoy segura que alguien más me escucho mientras a el lo escuché decirme al oído: te voy a hacer mi puta! ya me sentía violada tenía que hacer algo.
    Haciendo acopio de fuerza pude salir del vagón, aún iba temblando de lujuria ese orgasmo fue brutal estaba excitadisima y poco me importo que esa estación no era en la que bajaba, de hecho era una estación poco frecuentada, y solo 2 personas más salieron aparte de mí, o al menos fue lo que pensé.
    Mientras tomaba aire pude sentir como me tomaban del talle con fuerza, -que pensaste puta que te ...
    ... me ibas a escapar, no seas pendeja-, tomo mi cabello con fuerza y puso mi cara contra la pared, busque ayuda con la mirada y no había nadie estaba en shock, levanto mi falda y de un jalón arranco mi tanga.
    Mis piernas temblaban un poco por el miedo y otro por la excitación, me acomodo de manera que mi culo quedaba al aire, soltó mi cabello un instante, al tiempo que liberaba su verga, y la acomodaba para penetrarme, no sabía que hacer.
    -Putita tienes el coño empapado- era verdad ya me había vuelto a mojar y estaba lista para ser penetrada.
    - Apúrate perra que no tenemos mucho tiempo antes de que pase el próximo tren-. Lo tenía todo fríamente calculado.
    Lo siguiente que recuerdo es que me empujaba con fuerza hacia la pared y poniendo su mano ahora en mi nuca me inmovilizó puso su verga en la entrada de mi vagina y empujó con fuerza, con su rodilla abrió mis piernas y por fin después del preludio me violó.
    - Maldita puta tienes el coño bien apretado, que lástima que no tengamos tiempo para disfrutar como se debe-.
    Le pedí que me dejará obvio no accedió por el contrario mientras me violaba me decía que era la mejor puta que había tenido y que no me iba a librar de el tan fácil  esperaba que alguien apareciera, yo no quería esto, no era virgen pero tampoco tenía mucha vida sexual.
    Al principio no me gustaba, trate de safarme de él, no lo conseguí y eso lo hizo enfurecer. -Puta estúpida entiende que eres mía, yo decido como lo vamos a hacer-.
    Sentí un golpe en el estómago, ...