1. Despierta una puta en el metro


    Fecha: 08/11/2022, Categorías: No Consentido Tus Relatos Autor: Jannay, Fuente: RelatosEroticos-Club

    Parecía lo que era un día normal de escuela, levantarme temprano, bañarme, desayunar, despedirme de mis papás y salir a tiempo para llegar a la primera clase.
    Soy una chica blanca, delgada (16 años en ese entonces), pelo negro largo más allá de la espalda tetas pequeñas y un lindo trasero así lo dicen las miradas que no me quitó de encima.
    Después de salir de casa y llegar a la estación del metro mi día iba de lo más normal solo que por la prisa no alcance a entrar a la sección reservada para las mujeres y tuve que entrar en la mixta.
    En la siguiente estación de dónde aborde el metro se llenó por lo que sentir un rozón es de lo más normal, por lo que no me preocupe al principio. Ya fue cuando empecé a sentir con más insistencia que alguien me venía sobando las nalgas, quise gritarle al tipo que me venía molestando, pero entre tanta gente realmente no sabía quién era.
    El tipo no paro y por fin se hizo presente mostrando la cara, cuando voltee a verlo me petrifique. No se si fue del coraje o de su cinismo. Se veía un hombre normal de mediana edad tez clara barba bien cuidada  no el clásico chacal pervertido, poco más alto que yo, de manos grandes pero suaves como lo pude comprobar después, ojos negros y una mirada penetrante, me miró como si esto fuera solo un juego para él un juego en el que tenía que dominar con su sola presencia, y eso fue lo que pasó no pude sostenerle la mirada y él se dio cuenta de eso, sin decir una palabra había hecho su trabajo ya no tenía que ...
    ... preocuparse me había dominado.
    Sus manos parecían tener vida propia en mis nalgas, la sutileza había quedado atrás yo no me atrevería a hacer nada contra él y el por su parte empezó a recorrer mi cuerpo, sus dedos tenían magia a decir verdad se notaba que sabía lo que hacia y mi juventud ayudo a qué cayera la última barrera si es que está existía aún.
    Yo llevaba una falda escolar a cuadros no demasiado larga, la cuál no fue un obstáculo, fácilmente su mano llegó dentro de ella, cuando sentí su mano ya dentro de mi falda un escalofrío recorrió mi cuerpo, tenía miedo nadie me había tocado de esa forma y mucho menos en público.
    Sus dedos por fin llegaron a mi sexo sentí su mano por arriba de mi pequeña tanga de encaje negro tocandome con tal arte que lo único que hice fue tomar un rol de completa sumisión, el siguió, volvió la sutileza su mano se deslizó por dentro de mi tanga, débilmente puse mi mano encima de la suya tratando de alejarla no lo conseguí fue todo lo contrario, su mano tomo la mía y la dirijio directamente a su verga la cual estaba a punto de reventarle el pantalón. 
    Haciendo a un lado mi tanga empezó a masturbar mi vagina la cual se empapo de inmediato estaba a punto de llegar al clímax y él lo sabía sin  haber dicho una sola palabra me había vuelto a dominar.
    En la siguiente estación de nuevo empezó el movimiento de gente unos cuantos bajaban pero subían más, era inevitable no movernos por lo que el dejo por un momento lo que estaba haciendo y sentí un poco de ...
«123»