1. Angie 1


    Fecha: 03/05/2022, Categorías: Primera Vez Tus Relatos Autor: Darkghostwritte, Fuente: RelatosEroticos-Club


    Angie es una virgen e inocente colegiala de 18 años que siempre se ha avergonzado del tamaño de sus grandes tetas y sus descomunales nalgotas, impropias para una adolescente de su edad, pero un día descubrirá ciertos placeres que serán aprovechados por el viejo conserje de su villa.
    
    
    Angie es una hermosa colegiala de 18 años, sus ojos eran de color verde y poseía una mirada coqueta e inocente, con esos hermosos  sus ojos eran verdes y su piel blanca, su boca es muy sexy con gruesos labios en forma de arco, su cabellera era lisa y de color negro, la cual se extendía hasta el inicio de su con un trasero descomunal, mide 1.68 y pesa 57 kilos.
    
    
    Sus pechos eran redondos y turgentes, bien duros y puestos en su lugar, esos desarrollados melones se mostraban orgullosos y desafiantes coronados con un par de pequeños y sutiles pezones.
    
    
    Poseía una cinturita breve y estrecha que acentuaba sus amplias y sensuales caderas, pero sin duda alguna su mayor orgullo, y lo que provocaba la mirada de los hombres era su trasero.
    
    
    Un tremendo culo soberbio e imponente con forma de corazón, redondo y bien respingón, compuesto por ese duro par de enormes glúteos, los cuales eran sostenidos por unas piernas bien carnosas y macizas. Sus medidas son 102-63-115.
    
    
    Era de personalidad alegre, amable y respetuosa, dulce y de buen trato, destacaba por ser una chica educada, tranquila y enfocada en los estudios, ya que su padre siempre le inculcó que su única responsabilidad en la vida ...
    ... eran los estudios.
    
    
    La chiquilla vivía en un acomodado micro barrio junto a su padres, Celeste era su madre, una caribeña de piel blanca y ojos verdes, de sangre caliente, personalidad alegre y vigorosa, que se dedicaba mucho a su figura en sus tiempos libres, su piel se mantenía muy tersa a pesar de ser tan voluptuosa. Sus medidas eran 115-74-120.
    
    
    Enrique era su padre, un hombre de 48 años de carácter duro y estricto, piel trigueña, cuerpo fornido, se mantenía bastante bien, le gustaba jugar tenis cuando podía para para equilibrar su gusto por comer, tenía una pancita pequeña, socio de una empresa de Turismo, por lo cual se mantenía viajando constantemente por todo el país.
    
    
    Desde que su cuerpo comenzó a desarrollarse durante en la adolescencia, comenzó a sufrir con la espalda producto del crecimiento de sus grandes pechos, pero más le dolía la zona del coxis por la inclinación que se formaba en el nacimiento de su culo, ya que sus nalgas no paraban de crecer ostensiblemente, dotándola de un trasero impropio para una chica tan joven.
    
    
    Sus padres desde aquel entonces fueron muy abiertos y transparentes con ella, le explicaron los asuntos relacionados a la sexualidad, lo biológico, el proceso menstrual, embarazo, y claro, las relaciones sexuales, pero sobre todo, el real significado de unirse con otra persona tan íntimamente, un profundo actor de amor.
    
    
    La adolescente por su parte le daba mucha vergüenza y se acomplejaba de tener el culo tan grande, sentía ...
«1234...22»