1. Conociendo mejor a mi tía Sophia 3


    Fecha: 06/04/2021, Categorías: Incesto Tus Relatos Autor: Tito, Fuente: RelatosEroticos-Club





    Ese día en el colegio  estuve muy distraído me costó muchísimo en concentrarme en cada clase que  estaba el profesor me llamaba la atención por estar ido, aún tenía en mi cabeza cada detalle de lo que sucedió con mi tía Sophia y mi verga la tenía en erección.
    
    Cuando llegué a la casa mi tía ya estaba sola y cocinando su amiga  Soledad se fue algo molesta por lo que dije en la mañana de irme de la casa si volvía a llevar ella a hombres a la casa.
    
    -! Hola Tito anda ve a lavarte las manos para almorzar ahora te sirvo.. ¡
    
    Mientras almorzabamos le dije a mi tía que me disculpara por la forma en que le hablé, pero esa amistad que tenia con Soledad no era nada buena para ella y que la había cambiado por completo.
    
    -! Sobrino entiendo que te hayas molestado por traer a hombres a mi casa y lo aceptó y gracias por tus deseos y sé que quieres lo mejor para mí, ¿ Pero no crees que ya estoy bien grandecita para escoger a mis amigas ?
    
    Le dije que si y me fui a mi cuarto ella iba a seguir siendo amiga de Soledad y no valía la pena insistir, 
    un miércoles cuando llegué del colegio vi que se había hecho un tatuaje en la pierna y otra vez fue por influencia de Soledad. Ahora mi tía bebía con más frecuencia junto a su amiga. 
    
    Otra vez sábado y de nuevo se va de juerga con Soledad , ya era las 3.40 de la mañana y ella aún no llegaba a casa y me encontraba  un poco preocupado, en la sala la esperaba viendo tv y me quedé dormido, cuando siento ruidos de unas llaves queriendo ...
    ... entrar en la cerradura desperté y fui a ver. 
    
    Era mi tía borracha que al verme dijo que la ayudará miré al frente y ahí estaba su amiga en un auto junto a un hombre que cuando la vieron entrar a la casa se fueron riendo, subimos las escaleras y la tiré en su cama y quite sus ropas. 
    
    El ver a mí tía Sophia en su cama  mostrandome su culazo de nuevo era lo que toda la semana estuve esperando que se pueda repetir y  mi mano le acariciaba sus nalgas morbosamente y abría sus ricos glúteos besándole todo el culo. 
    
    Con cuidado fui bajando la tanga hasta quitárselo devoraba ya toda su vagina con muchas ganas y mi tía comenzó  a suspirar al inicio y luego a gemir e iba aprendiendo y descubriendo cosas nuevas para mí en el sexo y a mis 16 años me di cuenta que era bueno haciendo el cunmilungis y usaba los labios, la boca y la lengua para estimular sus órganos sexuales. 
    
    -! Hum.. mm.. hum... mm.. ¡
    
    Fue tan intenso las caricias en su vagina que recibía mi tía que aún así en su estado que ella empezó a dar de gritos  llegando a la cima del placer, y sus fluidos salían con fuerza al tener un orgasmo, había puesto un dedo en su boca para ver como reaccionaba mientras yo le comía la chucha y estaba tan excitada ella que parecía una bebé con hambre y con ganas de mamar, así que me arriesgué y le puse mi pene en la boca. 
    
    Ahí acostada mi tía me empezó a  besar la verga por momentos se quedaba quieta como queriendo quedarse dormida ahí yo ayudaba moviendo mi pene en sus labios y ...
«123»