1. El Error


    Fecha: 13/01/2021, Categorías: Zoofilia Tus Relatos Autor: Kikeka, Fuente: RelatosEroticos-Club

    Una tarde estando sola en casa, antes de entrar a ducharme se me ocurrió echar a lavar unas prendas (error 1), pero la toma de agua de la lavadora está tan cercana en la cañería que alimenta al cálefont que este se apaga cuando la máquina saca agua. Pero me di cuenta de ello cuando ya estaba desnuda en el receptáculo de la ducha con el agua totalmente fría corriendo, por lo que sabiéndome sola en casa salí tal cual a arreglar el problema (error 2), ni siquiera me envolví en una toalla pues no hacía frio y nadie me vería, pues el lavadero donde están ambos aparatos está en un cobertizo cerrado a continuación de la casa, con un acceso que no tiene puerta pero desde o por ahí no verían nada los vecinos.
    
    Me quedé ahí frente a la lavadora esperando que terminara de cargar agua para dejarla en pausa mientras me iría a duchar (error 3). Pero en dicha espera llegó mi perro a husmear en mi trasero, lo que no me pareció tan mal porque siempre que alguien viene llegando le huele los genitales a modo de saludo, pero solo es eso un par de olfateadas y no molesta más, dándose en esta ocasión que no despegaba su nariz de mis nalgas, lo que aproveché para haciendo un poco de fuerza tirarle un pedo en pleno hocico por intruso...., con lo que me reí mucho cuando se hizo para atrás resoplando mis gases...., pero el muy tonto volvió donde mismo y yo la muy imbécil (error 4) reclinándome un poco me puse a hacer fuerzas queriendo repetirle la dosis... Y antes que saliera lo mío, el animal ...
    ... aprovechó la pequeña separación de mis glúteos dándome un par de lamidas en plena vagina...., rozando ambos labios y separándolos en esas dos o tres pasadas de su lengua...., lo que me hizo saltar para delante chocando con la lavadora.....
    
    "¡¡¡PEEESADO..., ESO NO SE VAAALE...!!!", cual niña pequeña y en tono similar (error 5) le hablé, lo que más que reprimenda lo tomó como un cariño y se puso a moverme la cola..., se paró en dos patas y se apoyaba en mi vientre para que le hiciera cariño en la cabeza.. Pero sus uñas dañaban mi piel desnuda, por lo que quise llevarlo al patio para amarrarlo a la correa que está fijada a su casucha, lo que no le gusta y siempre hago tomándolo embrazos, pero al agarrarlo así de frente (error 6) por debajo de sus axilas, lo apegué a mi pecho y él buscó apoyo en sus patas traseras rasguñando mis descubiertos muslos...., por lo que continué caminando a muslos abiertos con mi perro colgando entre ellos (error 7), pero al llegar al umbral del cobertizo casi saliendo al patio escucho las voces de mis vecinos que habían salido a fumar a su balcón del 2° piso, ante lo cual frené de golpe (error 8) quedando balanceándose la mitad trasera de mi perro entre mis piernas..., lo que ocasionó que el prepucio de su pene topara por lo menos un par de veces con mis expuestos labios vaginales...
    
    Entonces un intenso escalofríos recorrió mi cuerpo y bajé al animal sin echarlo para fuera, mas que si no había puerta no servía de mucho eso. Por lo que entonces debí ...
«1234»