1. Curioseando en la web


    Fecha: 13/01/2021, Categorías: Zoofilia Tus Relatos Autor: Kikeka, Fuente: RelatosEroticos-Club

    A mis 15 aún era virgen y me llamaba mucho la atención el sexo, no soy fea ni tengo mal físico solo que no se había dado la ocasión y mis padres son muy aprensivos. Pero mi hermano mayor que va a la Universidad, una vez que estaba haciendo una tarea de biología en el PC me enseñó a desbloquear el control parental para poder abrir una página que requería para dicha tarea. Conocimiento que aproveché una tarde que estaba sola en casa y estando caliente quise masturbarme con gráficas ilustraciones, buscando en la web negros vergudos y cambiando las palabras en el buscador de google para ver imágenes diferentes, y tratando de rastrear lo que yo quería ver, hasta puse palabras en inglés para mejorar los resultados.
    
    No tardando en aparecer en pantalla entre la lista de imágenes fotos de tipas siendo montadas por perros y al abrir esas, las páginas que las contenían habían más de otras chicas haciéndolo en otras posiciones y con otros animales, lo que dejó mi mente en shock y mi corazón latiendo a mil revoluciones por minuto, enfocándome más que nada en las de perros, pues tengo uno que es muy juguetón y cariñoso conmigo que nunca me lo hubiera imaginado haciéndolo con una hembra humana, pues no sé, no lo veía en eso y nunca ha tenido alguna actitud de ese tipo, solo cuando era cachorro entre los seis u ocho meses que jugaba a aparearse con la pierna de quién estuviese entreteniéndose con él, pero luego de eso nada además de oler el trasero de quien fuese llegando a la casa, lo ...
    ... que el veterinario nos explicó era su forma de saludar y reconocerse oliendo sus glándulas genitales, que había forma de adiestrarlo para que no hiciera eso con humanos, pero mis padres consideraron que no era necesario sabiendo de qué se trataba y mientras no fuera muy invasivo ni impertinente.
    
    Bueno la cosa fue que no creía lo que estaba viendo y abrí vídeos de aquello, notando que las mujeres que lo hacían gozaban mucho con eso, hasta vi los nudos de los penes caninos saliendo de las vaginas de ellas, los que imaginé provocaban que se quedaran pegados con las perras cuando se cruzan y noté que no pasaba lo mismo con las hembras humanas, pues se mantenían dentro mientras los perros se quedaban acabando ahí o cuando los afirmaban para que no se salieran. También vi unos vídeos asiáticos en que masturbaban a los animales para luego con sus aparatos desenfundados e hinchados penetraban a las modelos que parece eran japonesas por el título de los archivos, pero me pareció muy feo porque utilizaban a los pobres perros como si sus penes fuesen dildos y lo vi como una especie de maltrato.
    
    No entendía que me pasaba, mi vagina estaba afiebrada y no paraba de emanar lubricación, me imaginaba siendo penetrada por mi perro pero no creía que él fuese a querer hacerme suya o entendiera que pretendía yo si me veía desnuda en cuatro patas, golpeándome en la cabeza a ratos por las estúpidas ideas que pasaban por ella, como que mi lado consiente sabía que eso más que una estupidez era ...
«1234»