1. El esposo de mi hija me obliga a chuparle la verga mientras duermo


    Fecha: 11/01/2021, Categorías: No Consentido Tus Relatos Autor: Sonia, Fuente: RelatosEroticos-Club

    Hola. Me llamo Sonia, tengo 45 años, soy divorciada y tengo una hija de 25 años (me embaracé en la universidad, así que me hice madre muy joven). Mi hija está recién casada. Si esposo tiene 30 años. Es un muchacho muy apuesto y trabajador. 
    Pues les cuento que hace unos meses su esposo y mi hija fueron a visitarme a y se quedaron unos días en mi casa. Yo vivo sola y ellos viven en otro estado, por lo que querían verme, pues la pandemia no lo había permitido. Así que pasarían unos días en mi casa .
    Yo soy una mujer delgada, siempre hago ejercicio, de piel morena clara, cabello largo, ojos grandes, labios carnosos, me considero atractiva ya que varios hombres del gimnasio al que iba me invitaban a salir constantemente. Mi principal atributo, son mis nalgas. Son grandes, redondas y firmes, y al ser yo delgada, se notan aún más. Tener ese trasero me ha costado toda una vida de ejercicio.
    El caso es que la primera noche que mi hija y su esposo se quedaron en casa, les comenté que si querían ir al baño en la noche podían ir al de la planta  baja (mi casa es de dos pisos) o si no querían bajar, podían pasar al baño de mi cuarto, que lo iba a dejar con la puerta abierta para que pudieran pasar.
    El caso que todos nos fuimos a dormir y en la madrugada algo me despertó, escuché que alguien estaba en el baño de mi cuarto y cuando se abrió salió el esposo de mi hija, yo fingí que estaba dormida pero tenían los ojos entreabiertos. Él estaba en boxer. Apagó la luz del baño y  mi ...
    ... cuarto que oscuro. Yo tenía los ojos entreabiertos y puede notar al esposo de mi hija parado a un lado de mi cama, estaba ahí sin moverse. Yo estaba acostada de lado y note que él empezó a acercarse a la cama, cuando de repente, empecé a ver qué se empezó a acariciar el pene por encima del su boxer. Yo me quedé impactada. El esposo de mi hija se estaba acariciando el pene mientras me veía dormir. Mi cuerpo no estaba cubierto por las sábanas, yo llevaba puesto un short y un blusa de tirantes y olvidé que ese short es demasiado corto y que cuando duermo se me mete y me termina quedando como cachetero. Supongo que la imagen de mis piernas y mis nalgas lo habían excitado porque noté que empezó a tener una erección. Entonces sacó su pene. Yo me quedé sorprendida, de lo que estaba pasando. Él comenzó a masturbarse y puso su pene muy cerca de mi cara. Cerca de mi boca y mi nariz. Yo no lo tacaba pero podía percibir su aroma. Hacía mucho que no tenía sexo, así que el olor y cercanía de esa verga me puso muy mojadita y caliente. Sabía que estaba mal pero yo tampoco podía evitar excitarme. El seguía masturbándose y ponía su verga cada vez más cerca de mi boca hasta que sentí que la punta de su miembro rosó mis labios y les dejó una gota espesa y salada sobre ellos. Yo no sabía que hacer así que fingí que seguía dormida. Yo creo que cuando él notó que no me desperté cuando su verga tocó mi boca, se arriesgó a hacerlo de nuevo. Empezó a pasear la cabeza de su verga por mis labios, muy ...
«123»