1. Amor ardiente entre primas


    Fecha: 01/08/2020, Categorías: Lesbianas Tus Relatos Autor: Fogosa, Fuente: RelatosEroticos-Club

    Es la primera vez que hago un relato erótico y espero que puedan imaginarse la experiencia hace 8 años con mi prima.
    
    Me llamo Amanda, actualmente tengo 32 años. Soy de piel trigueña, estatura de 1.58, cuerpo torneado, grandes pompis; los cuales provocan muchas miradas por dónde paso, senos medianos, cabello oscuro y ondulado. Mi prima, con quién tuve está excitante experiencia, se llama Yahaira; tiene 27 años, de piel clara, cabello lacio y oscuro, es dueña de unas tremendas nalgas y piernas bien cuidadas y torneadas, es más alta que yo jijiji, mide 1.70 y de senos medianos..En si, es muy bonita por dónde quiera que la vean y atrae muchas miradas de los lobos. 
    Siempre me consideré muy femenina y heterosexual, recibía elogios de la mayoría de los hombres de mi alrededor, un poco coqueta, pero limitaba a darles tanta confianza. Cuando era pequeña, solía ir a la casa de mi tía, madre de Yahaira, jugábamos a las muñecas, cosas de niñas.. a veces nos peleábamos por estupideces, pero luego nos amistabamos. Una noche, tuve que dormir a su lado, ella como es mi menor tenía miedo a la oscuridad y me dijo para dormir a su lado. Yo acepte con normalidad, hasta que en un momento sentí las manos de mi primita acariciando mi espalda. Yo dormía, dándole la espalda a ella, bueno..ella continuaba y yo no le decía absolutamente nada. Luego,sus manos me acariciaron las nalgas, eso me dejó un poco extraña a mi corta edad, nunca me habían tocado las nalgas.. bueno, le dejé y después me ...
    ... volteé y nos miramos. Ella me dijo que hace unos días atrás había visto una película donde marido y mujer se tocaban sus cuerpo y se besaban y me preguntó si quiera experimentar, a lo que yo respondí: Pero nosotras somos mujeres!
    Ella no demoró que terminara de hablar, se acercó a mi y me dio o beso que me comenzó a gustar, entrelazamos nuestros labios, primero fueron besos tiernos y después la calentura aumentó aún más. Yo, de esta vez fui acariciándola. Ella aún no tenía muchos senos, los acaricie despacio. En ese momento sentía algo húmedo y caliente entre mis piernas, quería más, quería tocarla aún más. Me eche encima de ella y no dejaba de besarla, era muy rico y excitante..me encantaba sentir su aliento y sus labios unidos a los míos. Me comencé a menear sobre ella, intentando rozar mi vagina con la suya, aunque estábamos con ropa. Lo hacíamos frenéticamente, como una masturbación de la cual estábamos recién experimentando. Ella me abrazaba y no dejaba de besarme hasta que sentí una sensación única y primeriza, mi vagina estaba mojada. Escuchamos un ruido fuera del cuarto y tuve que salir rápido, echarme y fingir que dormía, pues justamente era su mamá quien venía a vernos si estábamos durmiendo. Al día siguiente, nos mirábamos y jugábamos como si nada hubiera sucedido.  A los dos días siguientes tuve que regresar a casa y la vida siguió normalmente sin ninguna novedad. 
    Pasaron muchos años y ambas tuvimos enamorados y bueno ella se unió a su novio, comenzaron a vivir ...
«12»