1. Diletto sobre el blanco sillón


    Fecha: 13/01/2021, Categorías: Lesbianas Autor: cgvdp, Fuente: RelatosEróticos

    Miro a través de la ventana del restaurante en este helado viernes de Julio, espero a Miriam (mi amiga) para cenar, como lo hacemos cada segundo viernes de mes, ambas nos hacemos un tiempo y nos regalamos este espacio para disfrutarlo solo nosotras, charlamos compartimos una cena (como hoy) o a veces una salida al cine o una obra de teatro.
    
    Miro a través de la ventana y pienso en como pasa el tiempo, como pasa mi vida, en como invertí ocho años en una relación que la tenía que haber cortado hace largo tiempo, pero bueno al fin pude dar el paso y ya hace tres meses que estoy sola, con trabajo nuevo y mudándome, es como si el haber cortado esa relación tan toxica hubiera afectado algo cósmico y se hubieran abierto todas las puertas…va todas no, se cerró la del sexo, si bien con mi ex hacía ya tiempo que no enloquecía de placer, algo era algo, peor es nada( dice el dicho), así que la autosatisfacción se hace presente en aquellos momentos de urgente soledad, peor es nada…peor es nada y sonreí sola al pensar esto, sin darme cuenta me sorprendió mi amiga que acercándose a la mesa y viendo mi sonrisa e interpretando que no era por un gesto de bienvenida sino por otra cosa me dice..
    
    -¿Hola, de qué te reís?
    
    -Jaja, de nada jaja (me puse colorada)
    
    -Hummm, quien solo se ríe de sus picardías se acuerda
    
    Reímos ambas y nos dispusimos a cenar.
    
    -¿Qué pedimos Miri?
    
    -No se ¿vos qué tenés ganas de comer?
    
    -¿Pollo y ensalada?-Contesto
    
    -si si pollo y ensalada ...
    ... ¿de...?
    
    Leo la carta y sin pensar leo pepinos.
    
    -Jaja (sonrío)
    
    -¿Qué te pasaVanina, la lectura de la carta viene acompañada de humor grafico, ¿de qué te reís?-Pregunta ella en buen tono.
    
    Miriam es una mujer muy abierta y le puedo contar cualquier cosa sin que me prejuzgue.
    
    -Nada, me da cierta vergüencita contártelo, recién cuando llegabas me sonreía porque pensaba en los muchos cambios que se han producido en mi vida inexplicablemente desde que corté con mi ex, el daño colateral es cero sexo pero lo “compenso” yo solita jaja..¿Me entendés? jaja
    
    -Si si jaja
    
    - ay me da vergüenza contártelo... (me sonrojo)y algo que he utilizado y la he pasado… mejor dicho que utilizo y la paso genial… es un pepino enfundado en un preservativo…
    
    Miriam me observa muda y dice de pronto
    
    -siiii, usá siempre preservativo en esos casos, hay que tener cuidado con las enfermedades que transmiten los vegetales consumidos de esa forma.
    
    Nos miramos mudas por un momento con cierta vergüenza y explotamos de risa.
    
    Pedimos lo que vamos a comer mientras seguimos con la charla, entonces le cuento que por internet en un sex-shop el cual aseguraba absoluta reserva pedí un consolador con una crema lubricante, a vuelta de correo en una semana recibo un envío muy discreto (tal cual lo aseguraba) pero con el contenido equivocado, ya que me habían enviado un consolador añadido a un cinturón (arnés) mas otro consolador aparte muy largo con la forma de la cabeza del pene en ambos lados.
    
    -No me ...
«1234»