1. La vecina sumisa y muy puta...


    Fecha: 24/11/2022, Categorías: Dominación / BDSM Tus Relatos Autor: SimonSimon, Fuente: RelatosEroticos-Club

    ... solo miraba mis nalgas.
    
    
    Que rico sentirme deseada y observada, además el chico no está nada mal, me estaba empezando a excitar el hecho que me mirará no quería que se fuera aún deseaba que me mirará más. Me pidió un vaso con agua trate de tardar mucho escogiendo el vaso mientras por el reflejo veía que no quitaba la mirada de mis nalgas.
    
    Le pase el vaso agua muy helada y el vaso más grande que tiene casi un litro, le sugerí que lo tomara muy despacio. Así que volví a darle la espalda y como excusa empecé a organizar y acomodar la nevera, me agachaba para mostrarle más mi culo, me estaba excitando mucho ver el reflejo de su cara de deseo y morbo viendo mi cuerpo.
    
    Seguí paradandome caminaba agacha solo las manos para que viera todo mi culo en su esplendor y volvía, cada vez mi corazón más acelerado, mis labios secos y mi respiración estaba agitada. Mis tetas ya estaban empezando a ponerse duras e imagine como sería que me apretara las tetas.
    
    Quería que viera mis tetas así que me acerque a la barra y decidí iniciar una charla trivial...
    
    - eres nuevo en el súper mercado? nunca te había visto.
    - No en realidad trabajo desde hace muchos años, es el supermercado de mis padres, solo que ahora que estoy en la universidad solo les ayudo con las entregas los sábados.
    - a ya, no pareces de estar en la universidad te ves muy joven.
    -pues ya no soy tan joven cumplí 20 la semana pasada. 
    -a claro
    
    Mientras hablábamos note como sus miradas saltaban de mi boca a mis ...
    ... tetas eso me excito más me dieron más nervios no sabía que más hacer, deseaba seguir el juego.
    
    Así que regrese a la nevera y está vez me agache dejando mis piernas un poco abiertas y solo agaché mi cabeza y mis brazos como buscando algo dentro de la nevera... Aún me preguntó por qué lo hice, y en ese instante 
    
    PLAF, escuché el golpe, sentí un corrientazo por todo mi cuerpo naciendo desde mi vientre, sentí el ardor y el susto era su mano contra mi nalga no supe que hacer me quedé congelada. Mi corazón latía muy fuerte, sentí como mi clítoris se despertaba pasaron algunos segundos no sé cuántos tal vez fueron minutos estaba paralizada de la excitación y los nervios.
    
    De nuevo PLAF está vez fue más duro me mordí los labios para no gemir, estaba respirando cuando sentí otra más fuerte y fue inevitable que mi gemido se colará entre mis labios, me tenía muy excitada.
    
    Me sostenía con fuerza a la nevera, él no decía nada yo tampoco, solo se escuchaba el golpe de su mano contra mis nalgas y como respuesta un gemido tímido de placer. Lo estaba disfrutando mucho más de lo que había imaginado. Aunque se detuvo no hice nada, no dije nada seguí allí con mi culo a su disposición quería que siguiera.
    
    Mi corazón acelerado mi cuerpo ya caliente y mi clítoris palpitando sentía mis dos nalgas arder y quería más pero no deseaba pedir nada y cuando decidí que me levantaría sentí sus dedos eso me tomo por sorpresa...
    
    ......
    
    Está mujer su culo me tiene tan excitado verla agacharse, ...
«1234...»