1. La "chupa cirios"


    Fecha: 23/11/2022, Categorías: Incesto Tus Relatos Autor: Mario Ramírez, Fuente: RelatosEroticos-Club

    Mamá es una mujer “chupa cirios”, como le dice papá cuando discuten por algo y sí, vive en la iglesia colaborando y va a misa todos los domingos y jamás salen juntos a algún lado. Siempre papá sale solo y con los años me enteré que tenía una amante.
    Mi pobre madre, siempre tan pulcra vestida, era como que desencajaba con papá, tipo atorrante y mujeriego, pero, bueno, allá ellos. –pensé.
    Cierto día, papá tuvo que viajar con la empresa a Mendoza por una semana y quedamos mamá y yo solos.
    Yo encerrado con mis revistas porno que compraba en un kiosco de la estación y me masturbaba a lo loco desnudo en mi cama, con la puerta siempre cerrada con llave, por las dudas.
    Una noche, me levanté a lavarme la pija, pues, ya me había hecho como tres pajas y al pasar por la puerta de la habitación de mamá, escuché que lloraba o gemía. Me detuve para escuchar más y ella daba pequeños grititos. Me asomé para espiar y como tenía encendido uno de los veladores, pude verla desnuda haciéndose una terrible paja con un consolador. Me quedé pasmado y la pija se me paró al mango. Seguí espiando y me acariciaba para la cuarta paja, seguro, cuando ella recibe una llamada telefónica en su celular y sin dejar de pajearse, hablaba con quien la llamó que pensé que se trataba de papá, pero grande fue mi asombro al escucharla con palabras vulgares, puercas, que jamás hubiera imaginado en ella. Y le contaba a un tal Emilio, que papá no estaba y que se estaba pajeando pensando en su enorme verga que le ...
    ... hacía gozar como una puta.
    Yo no salía de mi asombro y acelerando la paja seguía espiando.
    ¡Emilio, quisiera que estuvieras acá en mi cama y me cojieras como lo hacés siempre, mi amor! – Decía mamá con voz entrecortada.
    No podía creer lo que escuchaba, mamá tenía un amante. Sí, mi mamá, la “chupa cirios” de la iglesia, la tonta, según mi papá y por lo que escuchaba y veía, flor de puta resultaba ser. Ella seguía hablando con su macho con palabras puercas, cuando no pude retener más y acabé a chorros, pero con la mala suerte que ella escuchó mi gemido y levantándose rápido de la cama, así, desnuda, me encontró en esa situación. Cortó la llamada con su macho y mirándome con penetrante mirada, cerró fuerte la puerta y yo corrí al baño a lavarme y luego a mi cama. Sabía que por la mañana tendría flor de quilombo con ella.
    No podía dormir por miedo de lo que me pasaría al día siguiente y además, por lo que había descubierto de mamá y como si fuera poco, verla desnuda y ella a mí, pajeándome al espiarla.
    A la hora del desayuno, me levanté y ella estaba preparando la mesa. Podía ver a través de su camisón que estaba sin ropa interior debajo, cosa que jamás le vi a ella. 
    ¡Buen día! Dije asustado, pero ella no contestó, solo se dio media vuelta para mirarme enojada y siguió con lo suyo.
    Minutos después, muerto del cagazo, terminé mi desayuno y quise levantarme de la mesa, pero ella me dijo:
    ¡De acá no te vas, pendejo de mierda!
    La miré asustado y me senté.
    Ella prendió un ...
«12»