1. De TV de closet a Actriz Porno:


    Fecha: 16/05/2022, Categorías: Primera Vez Tus Relatos Autor: Exxxcesos, Fuente: RelatosEroticos-Club



    Hola mi corazón, ponte cómodo y disfruta el relato que tengo para ti.
    Mi nombre es Alicia, soy una linda chica TV, disfruto mucho usar vestidos, mini faldas, lencería, caminar en tacones, acariciar mis piernas cuando uso medias y sentir el rose de la tanga entre mis nalgas. Me describo como una chica ambiciosa, alegre, atrevida, complaciente o sumisa, sobre todo cuando un hombre me trata como una verdadera prostituta para cumplir sus fantasías.
    Mientras tanto quiero compartirte una de las primeras veces que empecé a utilizar prendas femeninas:
    Cuando tenía 15 años, llegaba de la escuela cuando todos en casa se encontraban trabajando o realizando sus actividades, por lo tanto, me encontraba completamente sola con la libertad de ir al cuarto de mi hermana mayor para desordenar sus cajones de ropa interior en busca de tangas, calzoncitos y brasieres. Recuerdo haber armado mi conjunto de ropa interior con unas calcetas largas negras hasta mis muslos, una linda tanga de encaje en color negro, un brasier con relleno y encima un deslumbrante bralette de encaje que hacía juego con la tanguita, esa ocasión me puse las dos prendas de arriba para marcar mis pequeños senos y lucir un escote muy sexy.
    Después pase a buscar una hermosa blusa blanca que combinaba perfecto con una falda de corte midy de color gris, con la que me encantaba sacudir mi cadera de un lado a otro para que el viento jugara con los pliegues de la falda mientras me sentía toda una damita, seductora.
    Esa vez, me ...
    ... fui del cuanto, de mi hermana al mío con ligeros y delicados saltos por toda la sala, mientras jugueteaba con esos hermosos pliegues de la falda y una vez en mi cuarto, vestida de una hermosa señorita, saque de entre mi reguero una revista pornográfica en la que se veían hermosas y exuberantes mujeres enseñando sus pechos, luciendo  atuendos hermosos, mientras era penetradas, pero también se veían hombres a los que les mamaban la verga y yo fantaseaba ser una de esas estrellas porno que disfrutaba ser un objeto sexual. Mientras tanto acariciaba mis labios con las yemas de los dedos dando besitos, imaginando que era el pene de un hombre, al que besaba y lubricaba suavemente mientras acariciaba mi verga por encima del encaje.
    Luego, al estar muy excitada por mi fantasía y con la adrenalina a cien de no ser descubierta jugando a ser la mejor puta, saqué mi húmedo pene de la tanga y comencé a acariciar el flujo que salía de mi glande para volver a lamer mis dedos, mientras veía a las modelos de esa revista como disfrutaban de tener en la boca el miembro erecto y duro de un hombre, mi calentura se elevó más y más, me desabroche la blusa para acariciar mis pechos y masturbarme duro, gimiendo delicadamente pero a la vez transformándome en zorra, deseando tener esa enorme verga en la boca mientras un hombre me sujete de la nuca y me convierte en su puta.
    Sin darme cuenta, sumergida en mi placer, comencé a morder mis labios y jugar con mi lengua, mi mente me exigía saciar mis ganas ...
«12»