1. La mamáda qué le hice a mi mamă


    Fecha: 16/02/2022, Categorías: Tabú Tus Relatos Autor: Hol, Fuente: RelatosEroticos-Club

    Pues mi mamá tiene un buen cuerpo es un poco llenita güera ojos marrón, me gustan mucho sus nalgas redondas.
    A sus 45 años es algo fiestera. Cuando tiene una oportunidad de divertirce lo hace sin restricción alguna.
    En junio del año anterior la invitó una de sus amigas de trabajo a un cumpleaños de no se quien. Yo estaba en casa, ya era muy tarde, como eso de las 11, de repente tocaron el timbre yo de inmediato supuse que venían a dejar a mi mama como en otras pocas ocasiones. Abrí la puerta y era claud una muchacha de unos 25 años soltera tomando a mi mamå de un brazo, mi mamă estaba pasada de copas mostrando unas piernas muy bien torneadas, apenas podía hablar y caminar
    Con ayuda de clau, subimos a mi mamă a su avitacion y simplemente la dejamos en su cama, bajamos y la despedí, yo sin intención de nada pero solo pensando en las piernas de mi mamă me dirigí a su aviación
    Ella estaba con las piernas muy abiertas, la falda muy arriba qué sé le podía ver su tanga roja de encaje, me acerque a ella para acomodarla y de pasada poner mis ojos muy cerca de su calzón y de inmediato como un rayo qué atravesaba mi cuerpo, sentí la idea necesidad de mamarle su ...
    ... sexo. Trate de despertarla para acomodarla y como despertó a mis estímulos prosedi a tocarla con la mano en sus partes sobre su tanga roja un buen rato, mientas ella no se movia para nada. Con una mano deladie su tanga umeda y vi lo que nunca pensé ver, una bulba con los labios inchados y umedos de mis caricias, mi mamă no se movía. Y sin escrúpulos empese a mamarle el bizcocho pasaba prácticamente la cara en su puchota, mientras se umedecia aun más, con mis dos manos abrí sus piernas lo más que podía y le pude ver su ano rosita y sin pensarlo le empese a perforar el culo con mi lengua, entraba y salía sin restricción y después entre con mi lengua a su bulba, tenia un sabor como a óxido pero no me importo y más me comía a mi mamă asta que empezó a gemir y a temblar cuando de repente, no se si se orino o se corrió pero me bebí sus fluidos mientras ella tamblaba y al parecer empezó  a despertar y yo de inmediato salí acia mi habitación. Al otro día como si nada O eso creo Fue la mejor mamá da qué le he dado a una mujer y la verdad quiero volver a comerme a mi mamă.
    Solo me gustaría preguntar si les gustaría follarse a sus mamăs si tuvieran la oportunidad 
«1»