1. Las ganas de mi tio


    Fecha: 14/01/2022, Categorías: Incesto Tus Relatos Autor: Paola, Fuente: RelatosEroticos-Club

    Eran vacaciones de navidad y acababa de terminar el colegio, como todos los años viajamos hacía la finca de mis abuelos maternos, pero ese año en particular fueron más personas de lo esperado, ese viaje siempre había sido aburrido, porque solo éramos mis papás, unas tías y yo, además de mis abuelos obviamente, pero esa vez mi papá invito a sus hermanos con sus respectivas familias, ellos vivían lejos por lo que eran familiares que no venía desde hace años, ni siquiera recordaba bien sus caras y confundía sus nombres.
    Desde el primer momento no pude evitar notar las miradas que me daba mi tío Raúl, ya para ese momento conocía bien esas miradas llenas de deseo de los hombres, sentí un pequeño regocijo con la expectativa tener un pequeño juego de provocación con él.
    Era el mayor de los hermanos, creo que para esos momentos debía estar cerca de los 50, no era ni gordo ni flaco, pero si bastante alto y aunque ya había estado con hombres maduros en el pasado este era el de mayor edad, pensarlo solo hizo que el morbo de la situación aumentara.
    Los primeros días me dedique a jugar con él, de manera algo inocente, cuando llevaba falda, busca cualquier excusa para agachar en un ángulo en el que él pudiera verme el culo, unas veces lo hice con tangas puestas y otras sin nada, además también me sentaba justo delante de él y abría de a poco las piernas y luego las cerraba, si estaba en shorts me hacía a su lado, la forma de mi vagina se marcaba perfectamente en los shorts apretados y ...
    ... podía notar como el disfrutaba viendolo.
    Su primer acercamiento ocurrió un día en que los acompañe a recoger algunas naranjas para el desayuno del siguiente día, estaba empinada intentando alcanzar una, cuando lo sentí detrás mío, se pegó tanto a mi cuerpo que sentía como su verga se presionaba en mi culo, espere un momento a que hiciera algo más, pero no sé movió, así que tome la iniciativa y con un leve movimiento de arriba hacia abajo restregue mi culo sobre su verga,  solo escuché un leve jadeo en mi oído antes de que se alejara.
    Apartir de entonces y durante casi una semana nos dábamos ligeros manoseo y me decía cosas muy subidas de tono cuando nadie estaba cerca, la adrenalina de hacerlo con todos en la casa era gigante, aumentaba mi excitación y las ganas, todo termino la última noche.
    Comenzó como una noche tranquila dónde solo nos habíamos reunido en la sala a charlar, pero en algún momento colocaron música y mi papá saco varias botellas de alcohol de la nevera. Con mi tío Raúl baile varias veces y siempre sentía como presionaba su verga contra mi abdomen y a veces baja sus manos para manosearme el culo, ya en la madrugada la mayoría estaban durmiendo y los pocos que quedaban estaban muy borrachos, fue entonces que mi tío susurro en mi oído que nos fuéramos detrás de la casa, me despedí de todos y fingi que subía a mi habitación, las escaleras quedaban fuera de la casa, por lo que solo se veían los primeros 3 escalones desde la sala, los subí y luego en el quinto ...
«123»