1. 2.- Claudia y Julián.


    Fecha: 12/01/2022, Categorías: Confesiones Tus Relatos Autor: Claudia, Fuente: RelatosEroticos-Club

    Era lunes, y seguía recordando las amistades que había hecho los días anteriores; conocí a muchos hombres y como mujer estaba muy pero muy satisfecha; no todos fueron de mi agrado, pero tuve que aceptarlos tomando correctamente mi papel de mujer. A pesar de que a mí no me gustan los hombres, no sé por qué no podía sacarme de la mente a Julián y a Darío, no entiendo por qué pensaba en ellos, tal vez era por sus atenciones, lo mucho que platicamos y reímos y pues yo actué muy bien en mi calidad de mujer, no sé qué era, pero no podía dejar de pensar en ellos. Estaba en el trabajo y no podía dejar de pensar en lo bien que sentí estar vestida de mujer y saber que los hombres me trataron como tal; más tarde ahí mismo en la empresa estaba recibiendo instrucciones de mi jefa cuando entró una llamada a mi teléfono, contesté con mi voz normal pues mi jefa no sabía de mi otra personalidad; era Julián y no supe que hacer, solo atiné a decirle; “que me permitiera unos segundos” y en cuanto pude me fui a los baños y asegurándome que no hubiera nadie le contesté con mi voz femenina, le puse de pretexto que había prestado mi teléfono por eso no había tenido oportunidad de contestarle, la verdad me emocioné por su llamada, hablamos un poco de los sucedido hace algunos días, pero la llamada de Julián era concretamente para invitarme a cenar o a comer el próximo viernes, yo le pedí que fuera más bien una cena, que podía después de las 7 de la tarde, ya que yo trabajaba y salía a las 6pm, con ...
    ... tanto traficó llegaría como a esa hora, pensando en el tiempo que me llevaría irme a un hotel y arreglarme, Julián aceptó y quedamos en vernos en un  restaurante de la ciudad de México, exactamente en una plaza llamada Galerías. Julián ya conocía y de inmediato ubicó el lugar; para mí era más cómodo pues me quedaba más cerca y podía darme tiempo de arreglarme. Julián estuvo de acuerdo y mencionó que para él sería un honor estar otra vez en compañía de tan agradable mujer y que esperaría ansioso ese día.
    Colgamos y no sé por qué me sentía emocionada, ya tenía una cita formal y la posibilidad de realizar mi fantasía, deseaba tanto mamar un pene y Julián representaba la posibilidad de hacerla realidad. 
    De hecho ya había decidido que desde los días viernes y después de salir del trabajo, me vestiría de mujercita, quitarme toda esa fea y tosca ropa que ocultaba mi sinuoso y hermoso cuerpo, los viernes eran los indicados para adoptar mi más linda y candente personalidad, para pasar así y disfrutarlo hasta el día domingo; independientemente de la cita con Julián, contaba los días para que llegara el viernes, se me hacían eternos, los días pasaban muy lentos, ya quería que llegara ese día para lucir  la más hermosa personalidad de mí.
    Y por fin Llegó el viernes, por la mañana metí en una maleta varios de mis vestidos y todo lo necesario para verme bonita y la guardé en el maletero del auto; entregué todos los pedidos lo más rápido que pude para terminar mis actividades lo más ...
«1234...26»