1. Una noche


    Fecha: 21/09/2021, Categorías: Sexo Interracial Tus Relatos Autor: Samanta, Fuente: RelatosEroticos-Club

    Era un dia sabado, mi esposo eataba de viaje, él y yo vivimos en la casa de mis suegros nos fuimos a vivir allí despues de casarnos, su casa es grande y tiene varios cuartos.
    Yo soy una chica blanca, pelo negro hasta los hombros, de 1.60 de estatura, 25 años,  pienas llenitas, mi trasero llama muchas miradas por que tengo gluteos grandes, mis senos tambien lo son  y me gusta el sexo, sobretodo cuando tomo vino me vuelvo una ninfómana.
     Como ya les dije mi esposo se encontraba de viaje en plan de negocios, ya tenia tres dias de ausencia, una noche que me encontraba en el cuarto puse una película pornografica, esta era uma pelicula que compré en una tienda sin que él supiera, trataba de unos negros albañiles que tienen sexo con la dueña de la casa en ausencia de su esposo la vi el dia jueves, estaba tan buena la pelicula que me masturbe dos veces sin hacer mucho ruido por que mi pequeña hija de 1 año se podia despertar, sobretodo me gustó cuando los tres negros se la follan a la dueña de la casa que dicho sea de paso se parece a mi; al dia siguiente regresé a la tienda y compré un consolador negro de latex, con él me daba mucho placer viendo la pelicula. 
    El dia sabado en la noche estaban mis suegros tomando unos vinos con unos amigos y amigas, mi suegro me dice.. samantha por que no vienes a tomarte unos vasitos con nosotros, asi lo hice, tomamos unos vasos de vino, pero estaba tan rico y dulce que me tome dos botellas yo sola, como ya les conté los vinos me ponen muuuy ...
    ... caliente y como no podía estar ahi mas ya que podia cometer una imprudencia con algunos de los invitados, me fui a mi cuarto. Estaba tan caliente que me puse a ver la película de los negros albañiles que hizo que me encienda mas, busque con locura mi consolador para darme placer, pero dije no!.. es sabado, la noche es joven, quiero sentir una gran polla negra, me puse un hilo dental rojo sin brasier, un polo largo de mi esposo color plomo que me llegaba hasta arriba de la rodilla con una correa, para que marque mi cintura, medias negras hasta la mitad de la pierna y unos zapatos de taco ancho, me pinte los labios de un color rojo intenso,  y salí por la cocina para que no me vieran salir, me veia como una gran puta, estaba muy exitada y nerviosa a la vez, la vagina la tenia bien mojada y caliente, camine hacia la avenida principal que estaba a unas cuadras donde llegan algunas chicas para prostituirse, mientras caminaba los carros que pasaban me decían de todo, que buen culo tienes, esas piernas las quiero aqui !, esa boca se nota que la mamas bien rico mamita, y yo que estaba que ya queria tener una buena polla en mi boca y en mi vagina, pero era muy cerca a mi casa y no podía arriesgarme ademas yo queria una polla negra como la de la película. Al llegar a la avenida, prendi un cigarro y lo fume como una puta angustiada, en mi caso de polla, estaba esperando, pararon muchos carros pero yo queria una polla negra, luego de unos minutos un taxi viejo se detiene y me llama, me dice ...
«12»