1. Mi tercera vez sol@


    Fecha: 20/09/2021, Categorías: Confesiones Tus Relatos Autor: Shy, Fuente: RelatosEroticos-Club


    Como de costumbre, tardé un tiempo en quedarme sol@ en casa después de lo que sucedió en mi último relato, una de las cosas que hago cuando me entero de que voy a tener un día para mí, es no masturbarme por un tiempo (sí, me encanta hacerme mi chaquetita viendo porno), eso hace que me ponga muy horny para el gran momento. Ahora no quería ponerme solo medias y tangas de mi esposa, quería probar algún vestidito, faldita o de esos "bodies" que se ven muy de putitas…  El tema era que si compraba algo así, lo tenía que tirar ya que no es fácil esconder cosas en casa, así que empecé a buscar sitios donde los vendieran  y resultó que no eran nada baratos, también quería comprar un nuevo juguete, así que di con un sitio que se llama la capital del sexo aquí en CDMX, había un montón de locales y para mi sorpresa, también algunos  donde vendían ropita y bodies muy baratos en comparación con los que había visto; aquí un dato curioso, siempre que voy de compras la gente que atiende es bastante abierta y directa (como debe de ser), pero cuando me preguntan ¿lo quieres para ti?, no logro superar la pena y siempre contesto, "No, es para mi esposa que también es "grande" como yo…" En fin, estaba muy nervios@ y ansios@ por saber cómo se me verían, así que terminé mis compras y me fui a casa.
     
    Llegado el momento comencé mi ritual; tomo un buen baño, me depilo, me lavo bien la colita y por supuesto ¡cámara lista!, saqué el Bodie que era tipo malla de red para todo el cuerpo, con una ...
    ... abertura lo suficientemente grande para penetrar por atrás o adelante, la sensación de tener mi cuerpo cubierto hizo que se me parara, me puse frente al espejo y ya no aguantaba las ganas de masturbarme, pero me tranquilice, ya que faltaba mucho por explorar ese día y no lo iba a desaprovechar tan rápido.  
    A pesar de ser unitalla, cuando me empinaba se estiraba mucho ya que soy algo alt@ de estatura, y perdía el encanto de verse sexy, por lo que pasé a mi segundo atuendo, un vestido de licra pegadito al que combiné con un liguero-media y listo! Ahora sí estaba preparad@ para el segundo round con -al que ahora llamaré- mi dildo favorito.
     
    Como ya sabía a lo que me iba a enfrentar, me unté un poco de xilocaína unos minutos antes de ponerme el lubricante (por cierto, les recomiendo el XY, es el mejor de todos los que he probado ya sea para anal o vaginal), comencé con mi "starter" que es un dildo rígido delgado, pero lo suficientemente bueno como para abrir camino, después de un rato de verme al espejo y darme unas jaladitas, pasé al otro… Es verdaderamente increíble el tema mental, después de haber registrado que solo fue un poco de dolor, pero que no me pasó nada esa última vez, ya estaba más dispuest@ a que lo iba a disfrutar.
    Puse mi dildo sobre una tablita, ya que es de los que tiene succión en la base queda muy fijo,  comencé a sentarme sobre el poco a poco (la vez pasada sentí que me entró más fácil en esa posición que con las piernas abiertas), ya entrando, la sensación ...
«12»