1. Esposos complices cap 15


    Fecha: 19/09/2021, Categorías: Confesiones Tus Relatos Autor: Chacri, Fuente: RelatosEroticos-Club

    Les continuo contando lo frl capitulo anterior. Dedpues de que le agarre, lo pajee ycse la chupe la pinga venosa del amugovde mi esposo me quedo una sensacion de verguenza, que se me pasó cuando mi esposo dijo que su amigo no se acordaba de nada y nos pedía disculpas por los excesos a causa de la borrachera.
    
    Seguimos las siguientes semanas en lo mismo, yo de mirona contando los detalles y apreciaciones que servían para unos buenos polvos con mi esposo. Hasta que los amigos ya no venian mucho a la casa y como ya este bichito del sexo nos había picado, buscamos otra forma de gozar y compramos un mobil anonimo con el cual me comunicaba con machos que se anuncian en diferentes paginas eroticas.
    
    Llamaba y prendia al chico para que me dijera todo lo que me iba a hacer cuando estemos solos, y cuando soltaba el rollo nosotros en alta voz escuchando dabamos rienda suelta a nuestros mas bajos instintos. Fueron varias semanas con esta modalidad y entre las diversas poses y mañoserias que proponian hacerme hubo un tipo que su hablar era muy agradable, educada pero a la vez bien pervertido. Mi esposo me propuso compartir con él una noche y me cayó tan birn este chico que le acepte citadolo en una discoteca y fuera de la ciudad.
    
    A los diez minutos de espera nos ubicó plr la oscuridad no podiamod vernos lss caras peto ls silueta reflejsba 1.90 mt de altura, hombros anchos y muy fornido, se presentó y al besarme note unas manos enormes que más me ecitaban.
    
    Se sento a mi lado, ...
    ... convrtdamos de forma agradable, daliamos a bailar y entre trago y confisnza metia toda su lengua en mi boca, apretaba mis pechos y nalgas contando con la venia de mi esposo. Al pasar más de dos horas y todo iba camino a pasar una buena noche, note al posar mi mano en su bragueta que no habia tal pinga de la cual se jactaba, al comentarle a mi esposo. Mr autorizó verificar y decidir el paso siguiente, salí un par de veces más a bailar con él y me pegaba para sentir su verga que a estas alturas debería estar al palo, pero no dentia nada.
    
    Al sentarnos me agaché sacando la pinga de su pantalón y Oh sorpresa sólo tenía 10 de los 30 cms que decía tener. Me dije que desperdicio semejante hombron que a cualquier mujer le gustaría tener encima pero ese aparatito no le iba a culminar la noche, asi que se la chupe como diez minutos notando su resistencia a terminar pensando guardar para darmelo en mi concha mas tarde, pero como ya había decidido no continuar con esta aventura. Con mucha pena fingi un malestar suspendiendo esta reunión para otro dia. Con este detalle en la cama con mi esposo, evaluamos lo positivo como por ejemplo, lindo hubieta sido sentir sus dedasos en mi concha, sentirme aplastada por semejante hombron etc para lograr un buen polvo con mi esposo.
    
    Decepcionado por esta gran mentira y no viniendo los amigos. Una noche salimos s recorrer las calles y en una poca concurrida vimos a un jovencito orinando le dije a mi esposo que bajara la velocidad y el joven al notar ...
«12»