1. Laura, la enfermera con fantasías


    Fecha: 24/01/2023, Categorías: Confesiones Autor: Enrique maduro, Fuente: CuentoRelatos

    Laura estos días anda bastante atareada.
    
    A sus 28 años le está tocando vivir una experiencia que nunca hubiese podido imaginar.
    
    Le gusta su trabajo. Tiene vocación y es muy abierta. Así que se mueve como pez en el agua en el ambiente del hospital. Está relacionada con muchas compañeras… y compañeros. Incluso sus superiores no suelen escatimar en halagos hacia su modo de implicarse en las decisiones que, ahora mismo, hay que tomar de un modo mucho más diligente de lo habitual.
    
    Las horas no cuentan ahora mismo, y las jornadas laborales parecen no tener fin.
    
    En la planta han habilitado una pequeña sala para tomarse breves descansos y saborear lentamente algún café que les ayude a mantenerse despiertos y atentos.
    
    Afortunadamente, ha entrado junto con todos los profesionales que se mueven en la planta, en un programa de analíticas del Covid-19, por lo que todos saben a ciencia cierta que están sanos.
    
    El doctor que encabeza el equipo esta tarde, es ya un viejo conocido de ella. Se trata del doctor Martínez. Un hombre que pasa de los 60, pero que está bien conservado y es muy serio y comedido, dirigiendo al equipo con un alto grado de profesionalidad.
    
    Laura está sola ahora mismo en la sala. Sentada en una silla, algo recostada, y con una taza de café humeante entre sus manos, que se acerca a sus labios y de la que va degustando su contenido a pequeños sorbos. El negro elixir, al bajar por su garganta le aporta calor y le levanta el ánimo. Lleva casi 10 horas ...
    ... sin parar, con tan solo un bocadillo de sustento.
    
    Sonríe. Recuerda con nostalgia a su pareja, con la que hace ya ni sabe cuánto que no mantiene apenas contacto, debido a la situación.
    
    Sin saber por qué, siente un hormigueo en su interior. Para calmarlo, acerca una de sus manos a su entrepierna, y se caricia por encima de todo lo que lleva puesto.
    
    Se recuesta un poco más en la silla, y abre sus piernas, para que el contacto sea más intenso, aún a pesar de la incomodidad de la situación y del vestuario.
    
    Cierra los ojos, y de su boca sale un leve suspiro que llena la pequeña estancia.
    
    Cuando los vuelve a abrir… ¡¡¡ohh, dios!!! El doctor Martínez junto con otra persona están de pie delante de ella. Han entrado sin hacer apenas ruido mientras se acariciaba totalmente ajena a todo lo que sucedía a su alrededor.
    
    Siente como se sonroja, mientras se recoloca en la silla de forma correcta.
    
    Los dos personajes, se dirigen hacia la cafetera, después de hacer un saludo cortés.
    
    -Buenas tardes, Laura. ¿Cansada?
    
    Le cuesta reaccionar. Siente quemazón en sus mejillas. Pero se sobrepone.
    
    -Bastante. Es agotador este ritmo.
    
    -Deberías irte ya. Los del siguiente turno han venido antes y ya se están incorporando a los puestos correspondientes. Dentro del caos de la pandemia, estamos consiguiendo mantener un cierto orden.
    
    -No, no, seguiré hasta que termine mi turno. Hay mucho trabajo para hacer y no hay suficientes manos.
    
    -Mira. Este es un viejo amigo. Se llama ...
«1234»