1. Laura, mi ex cuñada: Sexo anal. Primer intento


    Fecha: 02/11/2022, Categorías: Anal Autor: Alexander0022, Fuente: CuentoRelatos

    Transcurrió bastante tiempo desde la última vez que nos habíamos visto con Laura. Me estaban pasando tantas cosas juntas, que costaba un poco poder verme regularmente con alguna. No creía lo momentos que me estaba tocando vivir sexualmente hablando, tenía temor de no poder administrarlo correctamente y perder los tremendos contactos sexuales que había conseguido con tanta suerte.
    
    Sin perjuicio de ello, con Laura seguíamos constantemente en contacto por whatsapp. Siempre con la más buena onda. Sabíamos que ambos estábamos ocupados con nuestras cosas y que llegaría el momento adecuado para poder disfrutar de lo calientes que nos poníamos juntos. De vez en cuando, ella hacía que mi sangre hirviera con fotos que me enviaba. Se soltaba más conmigo, y eso me encantaba.
    
    En una de esas conversaciones, ella me había confesado que en las noches, estando bien calentita, se imaginaba mi miembro en todo su esplendor penetrando su ano. Que eso la había puesto muy loca al punto de masturbarse y conseguir acabar como pocas veces lo había hecho ella sola. Hasta ese momento no se animaba a contármelo, pero la confianza que habíamos logrado fue suficiente para poder hacerlo.
    
    Laura me calentó a más no poder. La idea de tener mi pene dentro de su ano era insoportable. Ella estaba dispuesta a hacerlo realidad, de cumplir su fantasía, pero por otro lado, me había dejado claro que debía conseguir el coraje para ello, si bien nunca ni siquiera había intentado por las cosas que había leído ...
    ... sobre el dolor y que sabía que le podía provocar el tamaño de mi pene.
    
    Con todas mis intenciones personales, le aconsejé que no lo pensara demasiado. Que si sucedía, fuera lo más casual posible. Sin tanta preparación que influyera en su cabeza. A ella le pareció una buena idea. Además le propuse que cuando la volvieran esos pensamientos y esté bien caliente, a punto de explotar, me escribiera, que iría a su casa en el menor tiempo posible.
    
    Todo lo dicho le había agradado. Por último, le deje en claro que lo intentaríamos tantas veces como fuera necesario. Si al primer intento no podíamos hacer que mi pene la penetre analmente, lo haríamos a la segunda, a la tercera y así. En realidad estaba ansioso, no veía la hora de llegar a ese momento, pero yo no era el que decidía cuando. La satisfacción de saber que la había convencido aún más hizo que mis ansias calmaran algo.
    
    Me preguntó si quería que se pusiera alguna ropa especial para ese momento. Le respondí que había visto en una tienda una calza camuflada, estilo militar, que con sus botas cortas de con tacos le quedaría increíble. Le hice una transferencia bancaria a su cuenta. Le dije que con esa plata comprara dos. Que a una la deje intacta y a la otra le abra la parte de atrás, de modo que le quede puesta por la cintura y sus nalgas quedaran libres.
    
    La idea la había sacado de un video porno que había visto hace rato. Y me había quedado en la cabeza. Lo busqué y le mandé una captura de cómo quería que quede. Laura ...
«1234»