1. La lechita de mi tío


    Fecha: 19/09/2022, Categorías: Gays Autor: Soycorona1, Fuente: CuentoRelatos

    Esto que les cuento sucedió hace 10 años aproximadamente, cuando yo tenía 18 años, como les conté anteriormente yo vivía solamente con mi padre.
    
    En ese tiempo estudiaba la preparatoria, iba por las mañanas y salía al medio día, llegaba a casa alrededor de las 14:00 horas, para esto mi papá tenía disponibilidad en su trabajo para ir a casa a hacerme de comer y esperaba a que llegara para comer juntos y platicar un rato.
    
    En una ocasión todo sucedió igual, llegué de la prepa mi papá ya tenía la comida hecha, comimos, terminamos y nos fuimos a ver televisión en su recámara, días antes hizo limpieza y sacó VHS que ya no usaba, al revisarlos descubrí dos películas pornográficas y me sordee seguí viendo las demás, para esto ya me sentía ansioso porque mi papá regresará al trabajo y yo poder ver esas películas (en aquellos años no tenía fácil acceso al Internet), pasó una hora y mi papá se fue a trabajar, lo despedí casi corriendonlo, salió de la casa y por la ventana me percaté que se fuera.
    
    De inmediato saqué las películas y puse una, era porno vintage pero como quiera me calentó ver aquellas vergas peludas, hombres más comunes, tanto me calentó que me bajé el short y comencé a masturbarme, sentía que no era suficiente así que encontré un cepillo de mango redondo con buen grosor, entre los cajones encontré condones que papá tenía guardados, saqué varios y uno se lo puse al mango del cepillo, me chupé dos dedos y me los comencé a meter en el ano para dilatar, ya que se ...
    ... había abierto mi ano comencé a introducir el mango del cepillo que resbalaba con facilidad, sintiendo muy rico.
    
    Pasó un ratito y seguía jugando con mi verga y con el cepillo en mi culo, no quería venirme porque sentía delicioso, de tanto gusto no me percaté que alguien había entrado y me veía desde la puerta, era mi tío Armando, al verlo me sorprendí, me saqué el cepillo y me cubrí con mi ropa hecha bola, él me veía y sonreía muy pícaro y se sobaba el bulto (que se le marcaba mucho con esos vaqueros que siempre usa), me dijo "que onda, no te asustes y sigue jugando, te ves muy rico" yo apenado pero más caliente por verle el bulto, continúe, la película seguía, entre los gemidos de la película y él ahí parado, me calenté muchísimo, en eso se metió al cuarto y comenzó a tocarme las nalgas, me quitó el cepillo y me comenzó a meter dos dedos, mientras me veía y se mordía el labio inferior, haciendo caras muy cachondas, con su otra mano comenzó a desabrocharse el pantalón, se lo bajó un poco y vi que traía una trusa guinda que me permitía verle la verga erecta hacía la derecha de muy buen tamaño (18 cm de largo y muy buen grosor, aparte circuncidado, se marcaba su cabezota y ya estaba húmedo), se la comenzó a sobar mientras me dedeaba, yo sentía mucho placer porque mi tío me hacía eso y otra el era mi fantasía sexual, pasó otro rato cuando me dice "ya te la voy a meter putita, me tienes bien duro", agarró mi mano y la puso en su verga, efectivamente estaba muy dura, palpitaba y ...
«12»