1. La noche de bodas cogí a mi cuñada


    Fecha: 14/09/2021, Categorías: Incesto Tus Relatos Autor: Lucho, Fuente: RelatosEroticos-Club


    Antes de la la boda ya había desvirgado a mi cuñada y la había cogido una 4 veces. Ella estaba enamorada de mi, asi que no habia ocasión en que nos besáramos o le cogía las nalgas.
    El dia de mi boda obviamente hubo fiesta y mucho licor, de tal manera que todos los invitados cayeron borrachos como a eso de las 12 de la noche. Yo a esa hora ya estaba en últimas y fui a acostarme junto a mi esposa (la novia) que había caido borracha muy temprano. Dormía plácidamente y antes de quedarme dormido le dí su cogida, ella apenas me reconocía me decía.... mijo soy tuya... y me me abría las piernas para que gozara de su cuevita, estuve largo rato dándole hasta que eyacule y llené su cuevita de mi leche y aún por efectos del alcohol la tenía super dura y continué dándole.
    Finalmente, me canse y me acosté a dormir desnudo a su lado.
    A la mañana siguiente mi esposa se despertó a eso de las 5h30 am y me dijo que se iba a la cocina a preparar el desayuno y más comida porque como es constumbre en su pueblo, al día siguiente siguen llegando invitados y hay que atenderlos con comida. La cocina estaba atrás... es decir lejos de los dormitorios... Yo estaba con una resaca terrible asi que le dije que yo me quedaré dormido un poco más. Para mi sorpresa vi que mi cuñada estaba durmiendo en pijama en nuestra misma cama sobre las cobijas.
    Cuando mi esposa salió, me levante, puse seguro en la puerta y fui encima de mi cuñadita, luego de algunos besos empezé a bajarle su short a lo que me dijo... ...
    ... no así, vaya venir mi hermana, mejor de costado.... entonces me acosté junto a mi cuñada en forma de cucharita, bajé un poco su short y la empezé a penetrar de costado, mientras la cogía le apretaba fuerte sus senitos duros y acariciaba sus nalgas y su conchita deliciosa.
    Estaba unos 20 minutos, ella solo gemia suave y apretaba las sábanas. Yo disfrutaba de esas hermosas nalgas, para mi era el paraiso, fue tan excitante en esa misma cama cogerme a mi esposa y mi cuñada.
    Como sabía que mi cuñadita apenas hace 2 días había pasado su periodo la llene de semen sin miedo alguno y quedé dentro de su cuevita cálida hasta que mi pene baje la hinchazón. Aún despues de eso continué acariciando ese cuerpo escultural y luego de unos 10 minutos pude alcanzar nuevamente una fuerte erección.
    Con esfuerzo logre que se pusiera en cuatro  y la penetraba una y otra vez, mirando como todo mi pene se perdía entre esas dos hermosas nalgas, sacándo el semen que había depositado hace unos minutos. La leche empapaba mis muslos en cada embestida y corría por sus canales y muslos hasta que luego de varios minutos de darle y darle nuevamente eyaculé en los más profundo de vaginita caliente. Mi cuñadita al final de todo me miró picarona y me dijo... eres un puerco...
    Luego de eso todo sudado quité el seguro de la puerta y me acosté bajo las sábanas manchadas de semen y otros fluidos que daban fuerte olor a sexo.
    Mi cuñada se levantó y con una sonrisa de felicidad se fue a ayudar a las demás. Yo me ...
«12»