1. Una amiga dominada y cogida por un flaco mayor que ella – 2


    Fecha: 31/07/2021, Categorías: Dominación / BDSM Tus Relatos Autor: Anónimo, Fuente: RelatosEroticos-Club

    Luego de muchos días de salir, Carlos le pidió que al día siguiente le pusiera una excusa a los viejos que iban a ir a un hotel para coger. Mirta tenía miedo, pero también muchas ganas ya que con las chupadas de pija se quedaba muy caliente, pese a que Carlos le chupaba también la argolla y el culo y la hacía acabar, no le era suficiente, algo le faltaba.
    Vale aclarar que Mirta no tenía permiso para salir de noche por lo que el flaco aprovechaba todos los días para salir con amigos y con otras mujeres, a ella la quería solo para coger y llevarse su virginidad, aprovechar a hacerle todo lo que hacía con putas por la noche e incluso en algunos casos más, porque algunas putas no se dejaban hacer algunas cosas que le hacía a Mirta. Por ejemplo, garganta profunda no todas se la aguantaban, lo mismo que acabarle en la boca y mucho menos que se tragaran su leche.
    Llego por fin el día tan esperado por ambos y fueron a un hotel para coger como Dios manda.
    Allí luego de entrar se comenzaron a besar, Carlos la hizo arrodillar para chuparle la pija y le dijo que la salivara bien porque se la iba a coger y que además cuando se la chupaba que lo mirara a los ojos. Mirta se esmeró y como había aprendido se la trago toda hasta la garganta, haciendo arcadas como siempre, el comenzó a dedearle la argolla la cual estaba muy cerradita para tamaña pija. En un momento le comenzó a coger la boca lentamente, se la metía y cuando llegaba a la garganta le tiraba de los pelos y se la hacia tragar ...
    ... y así estuvo un buen rato, pero sin acabar.
    Luego la hizo poner de espaldas, le hizo abrir las piernas y le arrimo la pija y lentamente comenzó a metérsela. Ella sentía mucho dolor y le pedía que fuera despacio, pero que como fuera se la iba a comer toda. Carlos siguió empujando y entre llantos y gritos que seguramente se escuchaban en las otras habitaciones se la fue metiendo. El para tranquilizarla le decía que no gritara tanto sino todo el hotel se iba a enterar que la estaba desvirgando.
    Entre llantos y gritos ella sentía que le corría algo caliente por las piernas y era sangre del desvirgue. Carlos comenzó a chuparle las tetas para ver si le calmaba el dolor, pero no era así.
    Carlos gozaba mucho de una cuevita tan estrecha y ella sufría porque le dolía mucho, sentía como un hierro caliente que la penetraba y la partía al medio y la verdad que no estaba gozando como esperaba de la primera vez. Pero bueno no había tenido suerte ya que el flaco tenía mucha pija para una nena con tan poca experiencia. Como dije algunas putas no le aguantaban la pija, imaginen ella con 14 añitos y virgen.
    Pero como sea se la tuvo que comer y sin decir nada, ya que cuando le pedía que se la sacara o que parara Carlos le decía que tenía que aguantar que después le iba a agradecer, porque se iba a poder comer cualquier pija que se le cruzara, pero Mirta solo pensaba en él y pensaba que nunca iba a estar con otro hombre. Que equivocada estaba.
    Además, como dijimos era de aguantar mucho sin ...
«123»