1. Mi primera experiencia fue con un hombre casado parte final


    Fecha: 27/07/2021, Categorías: Gays Tus Relatos Autor: Zicoh, Fuente: RelatosEroticos-Club

    A pesar de que en nuestros encuentros anteriores Rodrigo me follaba duro hasta quitarse las ganas, nunca pude olvidarlo porque él fue el primer hombre al que pude ver desnudo, él primero que me toco, me hizo una mamada, él primero que me dio a probar su semen y que le quito la virginidad a mi culito. 
    
    Pero ya habían pasado 3 años desde aquellos encuentros, me lo había encontrado en la calle, comiendo con su esposa en el mall y en la feria pero nunca me saludo. Yo por mi parte había tenido relaciones con varios hombres y follado bastante rico, por lo que aprendí a disfrutar de los distintos tipos de sexo que un hombre podía ofrecer.
    
    Para mí ya era costumbre revisar Grindr y el chat de la página (donde lo conocí a él y a Roberto) con la esperanza de encontrar a alguien que le diera cariño a mi culito. Ese día tuve más suerte porque después de años había vuelto a encontrármelo en el chat y me dio su nuevo número de celular, me por chat ahora mucho más osado que antes  y comenzó a enviarme fotos, mi sorpresa fue inmensa cuando empezó a enviar fotos completamente desnudo mostrándome su culito y luego fotos con los calzones de su esposa.
    
    La primera y última vez que me follo estaba oliendo la ropa interior de su mujer, pero ahora tres años después de eso parece que su morbo avanzo al punto de usar lencería femenina y ya no solo olerla... No me pareció particularmente excitante ya que su contextura gruesa y su físico no se veían favorecído con esa ropa, pero él saber que ...
    ... podíamos volver a follar si me excitaba bastante, conversamos casi una semana hasta que pudimos concretar un encuentro. 
    
    Esta vez mientras caminaba a su casa iba dispuesto a demostrarle la experiencia que había ganado follando y a disfrutar por primera vez con él, cuando llegue a su casa no había gente en el colegio que estaba al lado de su casa y tampoco en la calle, miré hacia el patio de su casa y noté que me estaba esperando en la puerta, me hizo entrar rapidísimo sin fingir que era su sobrino o algo similar, abrí su portón, camine hasta la puerta de la casa y cuando entré Rodrigo parece que también había ganado experiencia porque se notaba mucho más relajado y caliente, me estaba esperando solo con su ropa interior puesta y tenía un calzón de su esposa en el suelo (parecía que lo había estado oliendo mientras me esperaba).
    
    Ambos teníamos ya una historia por lo que no fue necesario conversar, pasamos directamente a las caricias y besos, apretaba mi cuerpo contra el suyo y no dejaba de envolver su lengua con la mía, me desnudo lentamente mientras nuestras bocas no se separaban, no podíamos dejar de disfrutar del cuerpo del otro era como una necesidad, cuando me dejo solo con mi boxer se sentó en el sillón mientras yo estaba de pie, empezó a hundir su nariz a la altura de donde estaba mi pene y disfrutaba sentir su olor, luego lo bajo lentamente y comenzó a acariciar mi pene ya erecto con la punta de su nariz, luego lo beso hasta meterlo con suavidad en su boca, me daba ...
«123»