1. El regreso de mi tía Barbara 4


    Fecha: 10/06/2021, Categorías: Incesto Tus Relatos Autor: Aquiles Cacho, Fuente: RelatosEroticos-Club





    Mientras le iba metiendo la verga en su caliente vagina le susurre al oído a mi tía que  también quería su culo y si esta era mi noche de la suerte la iba a aprovechar.
    
    -! Ohh.. mm.. sii.. Aquiles.. pero con cuidado que desde que murió mi marido.. mm... nadie me volvió a tocar. ahí.. ¡
    
    La cabeza de mi falo lo tenía en la entrada del culo y lo iba metiendo   ya en ese rico y apretado agujero   recién descubría por primera vez lo sabroso que era sentir como lo ahorcaba a cada centímetro que iba entrando cada vez más y más mi tía tenía los ojos cerrados y lo estaba ya disfrutando.
    
    -! Ayy.. Aquileees.. qué ricoo.. sii metemelo todooo.. hum.. mm... ¡
    
    Y le cumplía su deseo y mi verga  ya entraba y salía con fuerza del culo que lo recibia con alegría y se volvia abrirse otra vez ante un falo ya por completo. 
    Sus nalgas saltaban ya por cada embestida que recibía  ahora por mí su sobrino que desde que la vi ese fue mi sueño que ahora ya se hacía realidad y estaba cachando a mi tía Barbara. Durante unos 10 minutos estuve disfrutando de su ...
    ... riquísimo ojete hasta que lo llené de esperma.
    
    -! Yaaa.. ahh.. mm... tíaa.. mee vengoo.. Ohh....ohh.. mm.. ¡
    
    -! Aggg.. siii. Aquileees. hum. que ricoo.. ¡
    
    El resto de la noche estuvimos mi tía y yo dándole gusto al cuerpo y  quedar exhaustos y el cansancio nos venció y quedamos dormidos en mí cama, en la mañana vimos el reloj eran las 10 así que rápido ella volvió a su habitación antes que mi mamá se despertará. A la hora de tomar el desayuno fue mi tía quién ahora me servía y ddijo :
    
    -!  Ahí tienes tu leche sobrino no debes descuidar tu alimentación ¡
    
    Mi mamá le dio las gracias a su hermana por atender a su hijo ya que estaba aún medio dormida. 
    
    -! No hermana al contrario gracias a ti y a mi sobrino por ayudarme en salir del luto y pena al quedar sola por la muerte de mi marido..¡
    
    Y ambas se abrazaron fuerte yo las veía y me uni a ese abrazo y mi mano disimuladamente sobó su enorme trasero, y ahora todas las noches después que se iba a dormir mi madre mi tía regresaba a mi habitación o yo al suyo para entregarnos a disfrutar del sexo. 
«1»