1. La amiga de mi hermana


    Fecha: 23/02/2021, Categorías: Fetichismo Tus Relatos Autor: Elen(hombre), Fuente: RelatosEroticos-Club

    Me llamo Elen y soy hombre, y la amiga de mi hermana la llamaremos Ley
    Pues un día la amiga de mi hermana se quedó a dormir en la casa. Y el cuarto queda junto al mío. 
    En la madrugada me desperté me fui al baño y de regreso pase al cuarto de junto en el cual estaba durmiendo la amiga de mi hermana y pues lentamente sin hacer ruido entre al cuarto, me inque en la parte de sus pies. Y como tenía un pie de fuera empecé a olerlo, después poco a poco comencé a quitar su calceta y la verdad sus pies tienen un olor peculiar, raro y agradable. Bueno al momento de quitar su calceta la lleve a mi nariz oliendo profundamente. Después me lleve la calceta a mí pene el cual ya estaba descubierto, arrodillado empecé a oler su pies desnudo, primero entre sus deditos y después la planta, comencé a lamerlos lentamente entre sus deditos que sabían exquisitos y después chupe un dedito, en ese momento novio su pie y yo me asusté y me separé de él, después de un rato ahí quieto en el cuarto oscuro volví a lamer su pie, ahora a el otro le quite su calcetita y la olí, medio me levanté y pase mi pene por su pie, primero por el talón y después el centro hasta llegar a los deditos y de pronto ella movió tus deditos haciéndome sentir un cosquilleo en el ...
    ... pene. Pero no despertó y así estuve frotando mi pene un rato hasta que mi pene empezó a lubricar su pie y después me limpie con su calceta. Me decidí ir más a fondo y empecé a subir por su cuerpo hasta medio tocar su culo, ahí baje su pantalón lentamente y pude ver su calzon de señorita que era morado y metí un poco mi cara a su culo y respire ondo, el cual olía un poco a lo que debe. Después baje un poco la parte de atrás de su calzon, y pude ver sus hermosas nalgas y metí mi dedo entre ellas al sacarlo realmente olía mal, aunque apenas pude acariciar su ano, intenté bajar un poco más su calzon pero ya no pude, aunque no bajo mucho pude ver su rajita la cuál estaba un poco húmeda y la toque un poco, en lo que me masturbaba con sus calcetas y pasaba mi pene en sus pies, lo máximo que pude hacer después fue meter un poco mi lengua en su culo y pasarla por su rajita que sabía salada y un poco ácida pero deliciosa. Hasta que eyacule y sus pies quedaron con semen, limpie lo más que pude sus pies con papel y una calceta se la puse y la otra la dejé tirada para que pensara que a ella se le callo. Al día siguiente comento en el desayuno que había sentido que le lamieron su pie pero pensó que fue el gato. Y fin, espero que les guste mi relato. 
«1»