1. Mi nalgona prima por primera vez me dió si culo


    Fecha: 21/11/2020, Categorías: Anal Tus Relatos Autor: D50, Fuente: RelatosEroticos-Club

    Éramos adolescentes, mi prima y yo habíamos tenido algunos encuentros, caricias por encima y debajo de la ropa, por incitación nuestros hermanos mayores que les gustaba eso y nos invitaban a ello pero nunca habíamos buscado estar solos. 
    
    Ella era  muy quisquillosa, y a menos que la presionaran no aceptaba las caricias y yo era algo tímido e inexperto; fue en una ocasión que ella llegó a dormir a mi casa ya que se llevaba muy bien con mis hermanas, en esa ocasión les pedí permiso para dormir en su cuarto ya que hacía mucho calor y ellas tenían aire acondicionado (no era raro que en esa época yo durmiera en su cuarto), lleve mi colchón y lo tiré en el suelo, entonces ellas decidieron dormir con su colchón en el suelo, los pusieron con el lado de la cabeza a un costado del mío y nos dispusimos a dormir, estando solo mi hermana pequeña, mi prima y yo en la recámara, 
    
    y de repente ellas empezaron a hablar en voz baja y a reír, yo no sabía porque, hasta que metieron las manos entre mis sábanas y en mi pijama y empezaron a manipular mi pene que en seguida se puso erecto y empecé a disfrutar de sus caricias cuando de repente entró mi padre y no sé que tanto vio de lo que a hacían pero nos llamó la atención y nos ordenó que nos durmiéramos, ellas dejaron mi pene y no volvieron a intentar nada quedándose dormidas, entraron mis otras hermanas y también se durmieron, yo decidí esperar a que todos se durmiera a ver si lograba algo. 
    
    Más tarde, escuchaba la tele y a mis padres ...
    ... platicar en la sala de estar hasta que apagaron el televisor entonces me hice el dormido previendo que volvieran a asomarse y efectivamente así fue, escuche cuando se metían en su recamara y esperé un rato mas a que estuvieran dormidos, después me levanté con sigilo, puse el seguro y fui a despertar a mi prima y no respondía, la movía, le hablaba y ella no despertaba, entonces decidí empezar a chupar sus tetas eran de buen tamaño así que levanté su blusa y comencé a chupar ella se movía pero no despertaba, cuando de repente despertó muy asustada y en cuanto se dio cuenta de lo que estaba sucediendo me sonrió, yo intenté seguir mamando sus tetas pero ella no me dejó. Me preguntó
    - ¿has visto a una chica desnuda? 
    Cosa que me extraño ella sabía que yo ya había visto sus partes, y sin entender porque de ese juego le contesté 
    - no, nunca
    - ¿quieres ver? 
    - si
    - ¿que quieres ver? 
    - todo
    - dime que parte
    - tus chichis
    Entonces levantó su blusa, vi nuevamente ese bonito par de tetas y cuando quise tocar me quitó la mano (no entendía su juego) me dijo :
    - ¿que mas quieres ver? 
    - todo
    - pero ¿que? 
    - tu vagina
    Entonces se bajó el pantalón junto con su calzón, nuevamente toqué y acto seguido me quitó la mano, y cada vez que intentaba tocar ella me quitaba, ya cansado me iba a rendir cuando se me ocurrió preguntarle
    - ¿quieres que te la meta? 
    Sin titubear contestó
    - si 
    Eso era lo más raro que me sucedía ya que nuestros padres nos prohibían incluso hasta hablar de ...
«12»