1. Dos desconocidos se corrieron sobre mi en el mismo día.


    Fecha: 13/11/2020, Categorías: No Consentido Tus Relatos Autor: Mar14ann, Fuente: RelatosEroticos-Club

    Pues con todo lo que ha sido este año, ayer fue un día muy extraño para mi y no puedo dejar de pensar en eso. 
    Tengo 22 años y trabajo en un salón de belleza y como cualquier otro día, salí temprano de mi casa para tomar el camión. A pesar de las medidas que se intentan tomar por todo eso del virus, algunas rutas como la que uso se llenan a ciertas horas; cuando me subí en ese momento, había un par de personas de pie y un hombre como de 40 años me cedió su lugar, del lado del pasillo. Conforme el camión siguió avanzando, comencé a dormitar, es normal que por las mañanas a veces me duerma por ratos en el camino, me cuesta despertar temprano, un par de veces que frenó, medio abrí los ojos y veía que cada vez subía mas gente. Ya estaba quedándome dormida y de pronto sentí que se apoyaran en mi hombro, pensé que fue un error por los empujones de las personas y el movimiento del camión, así que no voltee ni nada. Pero volví a sentir que el hombre parado junto a mi empujara su cuerpo contra el mio, una y otra vez, poco a poco pude sentir que su miembro se ponía duro. Me puse nerviosa, no supe que hacer, nunca me había pasado algo así, me sentí congelada y solo pude pensar en fingir que seguía durmiendo, me concentré en calmarme, pues me di cuenta que mi corazón se aceleró y solo podía escuchar los ruidos de todo el camión y las personas, mientras sentía su verga frotarse contra mi, cada vez con más confianza. No quería abrir los ojos, solo podía preguntarme como es que nadie se ...
    ... daba cuenta, por qué nadie decía nada, incluso junto a mi del lado de la ventana, estaba sentada una señora cargando a una niña como de 2 años en las piernas.Fue en un momento en que el camión dio una vuelta bruscamente, que levanté la cabeza unos segundos y abrí los ojos, él separó su cuerpo, sin voltear a ver su rostro, reconocí que era el mismo señor que me dio el lugar y pensé en levantarme, pero aún faltaba mucho para llegar a mi bajada y aún estaba algo congelada por no saber qué hacer, así que "volví a dormir". Pasaron unos segundos y entonces sentí que intentaba que su mano rozara con mi pecho, tenia sus cosas cargadas de tal manera que tapaban la vista, sentí que pasara su mano por mi hombro y espalda y después de un momento así, volví a sentir que empujara su erección contra mi brazo, pero ahora había algo diferente, se la había sacado del pantalón... sentí que se me hizo un nudo en la garganta, no podía creer que fuese real, sentía como hacía lo posible porque su pene tocara mi piel, podía sentirlo duro y mojado, empujando contra mi. Estaba muy asustada, pero algo en mi comenzó a reaccionar, podía sentir mis pezones duros y aunque no podía comprobarlo, sentí como mi vagina se humedeció... todo tan confuso, miedo y placer, parecía que no se fuera a detener nunca y ya llevaba mucho tiempo con mis ojos cerrados, incluso podría haberme pasado ya de mi paradero, quería que se viniera ya y no pude evitar preguntarme si ese deseo era porque quería que todo acabara o porque ...
«12»