1. Mi compromiso y mi luna de miel con mi tía, mi amante


    Fecha: 24/07/2020, Categorías: Lesbianas Tus Relatos Autor: Chaparrita gustosa, Fuente: RelatosEroticos-Club

    Hola, les actualizo algo de mi historia con mi tía, a la cual ya saben que seduje y nos volvimos amantes.
    
    Unos días antes de que empezará esto de la cuarentena y el cierre de playas turísticas y negocios en general, estaba por tener mis vacaciones en el hospital privado donde trabajo, entonces le plantee a mi tía Gaby, que fuéramos a disfrutar de nuestro amor a un lugar donde nadie nos conociera para no tener que escondernos, pensamos en una playa no muy lejana para pasarla bien, pero ella insistía en llevar a sus hijos y yo en que eso no era posible porque no podríamos dar rienda suelta a nuestro relación que era el objetivo primordial.
    
    Discutimos las cosas y llegamos a un acuerdo, en dónde iríamos un fin de semana con ellos y el resto sería solo para nosotras, fue un fin de semana tortuoso para mí, no podía acercarme a ella, dormíamos en camas separadas y ni una caricia podíamos hacernos para demostrarnos nuestro amor y cariño.
    
    Cuando se llegó el lunes y que se fue a dejarlos a su casa yo esperaba impaciente se llegará el miércoles para salir con ella.
    
    Cuando al fin se llegó ese día, ella llego y tan pronto entro al departamento nos besamos dejando constancia de nuestro amor y de nuestras ganas contenidas.  Salimos rumbo a la playa de nueva cuenta, pero esta vez solas, era cerca de dos horas de camino en dónde íbamos abrazadas dándonos caricias y besos sin importar que nos vieran los demás pasajeros del autobús en que viajabamos.
    
    Al llegar al hotel en ...
    ... dónde antes nos habíamos hospedado y donde dejamos reservación  no pudimos contenernos y tan pronto cerramos la puerta nos besamos de manera sucia, cachonda y así sucias sin ducharnos hicimos el amor por más de dos horas, oscurecia cuando nos bañamos y salimos a dar una vuelta y a comer a un pequeño restaurante del pueblo,íbamos abrazadas y besándonos, pareciera que no existíaeramos, la gente no daba importancia a nuestro amor, lo disfrutábamos más porque no nos sentíamos señaladas, paseamos un rato por la playa, ya era noche pero mucha gente había aun, algunas parejas besandose y metiendo mano entre si me decidió a tomarla entre mis brazos y tomarle sus grandes y duras nalgas, Gaby se sintió incomoda pero la conozco a la perfección, el acariciarle las nalgas es uno de sus puntos débiles y pronto me respondió al beso sin importarle que nos vieran. Fue un beso largo, la luna parecía nuestra aliada, a punto de estar en su máxima plenitud nos alumbraba. Nos tumbamos en la playa y yo quedé recostada abajo de ella, me miró y me dijo al oído. 
    -Bet, quiero venir a la media noche a hacer el amor contigo acá en la playa, bajo la luna y con la brisa del mar sobre nuestros cuerpos.
    Le respondí con una sonrisa de complicidad, tenía su muslo en mi entre pierna y me volvió a susurrar riéndose.
    -¡Ya senti que te veniste, ya me imagino como estarás en la noche que vengamos! Y me dió un mordisco en el cuello provocándome un orgasmo más.
    Está vez me había hecho sonrojar mucho, no hubiera ...
«1234»