1. MI SOBRINITA DOWN


    Fecha: 10/11/2019, Categorías: Incesto Tus Relatos Autor: GONZALO CHILENO, Fuente: RelatosEroticos-Club

    Necesito contar esta historia, porque si no hago creo que me volveré loco. Tengo 54 años, felizmente casado, padre de dos hijas de 25 y 21 que ya no viven con nosotros.Somos  creyentes, soy padre y esposo ejemplar, empresario y docente universitario, con una hermosa familia, tenía una hermosa y reposada vida hasta aquel fatídico domingo.
     
    Eran las nueve de la mañana cuando una prima llamo a la puerta, mi esposa se levantó y conversaron por 40  minutos en el living de la casa. Ella venía con su pequeña hija llamada Catalina, tiene 10 año y sufre de Síndrome de Down. El motivo de la temprana visita era que debía viajar de inmediato pues la noche anterior había echado de la casa a su esposo,por lo cual  solicitaba dejar su hija a nuestro cuidado,   ella viajaría a hablar con sus suegros a otra ciudad. Yo escuche la primera parte, y debo reconocer que me moleste ya que teníamos planes y esta situación nos obligaría a postergarlos.
     
    Mientras ellas hablaban, mi esposa le dijo a la pequeña Catalina que fuera a la pieza y se recostara junto a su tío, debo reconocer que esto último me molesto sobremanera. Al sentir que  llegaba a mí dormitorio, me di media vuelta y me hice el dormido. La niña llegó y se metió en la cama junto a mí, de inmediato se pegó a mi espalda y me dio un beso en la mejilla, acto seguido con su pequeña manocomenzó a acariciar el lóbulo de mi oreja, y posteriormente comenzó a pasar su lengua por el mismo lugar.
     
    La verdad es que al principio me dio mucha ...
    ... risa, pero al sentir su lengua en mi oreja, comencé a excitarme, sentía como mi pene se iba poniendo cada vez más duro,pero como simulaba dormir no quise decir ni hacer nada. 
     
    Al cabo de un par de minutos, ella se bajó de la cama y fue al baño, aproveche de acomodar mi pene para que no se notara el  bulto que ya se formaba. Volví a tomar posición fetal, simulando dormir. Esta vez ella subió a la cama por mi lado, se acomodó dándome la espalda, y apegándose a mi cuerpo. Yo no supe que hacer, me quede quieto, congelado, aterrado, no sabía porque mehabía excitado tanto, era una niña pequeña, con down, me sentía sucio, pero también demasiado caliente a esa altura.
     
    Me quede quieto, pero ella comenzó a acercarse hasta dejar su trasero pegado a mis genitales. Sin poder controlarlo puse mi mano en su cintura y la deslice hastasu vientre, sentir su piel suave de niña me hizo temblar, mi pene estaba 100% erecto, no sabía qué hacer.
     
    De pronto ella se giró por completo hacia mí, cerré rápidamente mis ojos para que creyera que dormía. Mi miró por una momento y luego sentí como su mano tocabami vientre, y luego la deslizo hasta llegar a mi pene. Lo acaricio, lo apretó, lo movió, fueron segundos eternos, sentía que iba a explotar. Mi respiración era jadeante, estaba a la vez pendiente que mi esposa y su prima no se movieran del living, pero luegoescuche abrir y cerrar la puerta principal.
     
    Espere un minuto y me levanté rápidamente sin mirar a la niña, salí al pasillo y camine ...
«1234...7»