1. La sobrina de mi esposa.


    Fecha: 19/08/2019, Categorías: Incesto Tus Relatos Autor: Shaka, Fuente: RelatosEroticos-Club

    Pues quería gozar un poco más. Así qu la recoste en el sofá. Le quite su brasier y su tanga para poder ya si tener todo ese cuerpo para mi. Me dirije a sus hermosas teticas y me divertí con ellas un buen rato, mientras con mi mano derecha acariciaba su vagina pero sin introducir ni un dedo y los dos gozabamos  el momento. Fui bajando por su cuerpo en el ombligo le introduje mi lengua cosa que le gusto pues se estremeció y su piel se puso de gallina, y seguí hasta llegar a mi sueño. Oooh que maravilla, era un oasis de dulzura gordito rasurado en su totalidad adornado por unos labios rosaditos y frescos y con un clictoris igualmente rosado y que se notaba su poco uso. Pues estaba altivo y lisito sin arrugas. Es decir de apenas 16 años. Solo se que empecé a besar por todas partes y a restregar mi cara por cuanto lugar podía era maravilloso. Ese olor, esa textura todo era increíble. Luego me centre en su maravilla de clictoris. E inicie un lento lengueteo que se que le encantaba pues aunque no decia nada sus gemidos y sus movimiento lo decían por ella. Seguí así dándole lengua por todas partes hasta que con sus piernas me apretó la cabeza levantándose con su espalda y sus pies y yo sin poderme quitar, fue un orgasmo largo y abundante que por la posición me toco tragarme todo y me encanto. Nunca é sido de los que digo que los líquidos del sexo saben bueno, pero estos y por la persona con la que estaba lo saboree solo pensando en el momento.
    Yo estaba muy arrecho y le dije voy a  penetrante a lo que ella dijo si tío dale que los dos lo necesitamos, y dicho esto la puse a lo largo del sofá y me puse sobre de ella, a la vez que ella cogio mi verga y la puso sobre su rajita que por su orgasmo anterior estaba suave y lubricada. Se la introduje suave y los lo disfrutábamos ese es un momento de mi vida que no quería que acabara. Mientras la penetraba nos besabamos con mucha pasión y delirio mi sobrina se quejaba y suspiraba. Yo estaba dándole ya con mucha velocidad y queriendo meterme yo mismo por esa pequeña hendidura tan deliciosa, estabamos como locos era un momento de gloria. Yo le dije que estaba a punto de terminar que lo hiba a sacar para evitar problemas, pero ella no dijo  nada sino que me abrazo con sus piernas y brazos no dejando que me moviera. Yo solo descargue con toda mi fuerza lo que tenía dentro de mi, dejándolo dentro se ella. Ella a su vez se contraía apretandome más fuerte y con sus ojos cerrados. Ooooh que momento si que lo disfrutamos fue delicioso. Unos pasos afuera nos volvieron a la realidad, ella me tumbo y corrió a ponerse la ropa y yo me pare para hacer lo mismo. Pero nadie toco a la puerta y solo nos reímos en silencio. Yo me acerque y le di un beso largo nos abrazamos y nos miramos.
    Ella me dijo que le había gustado mucho y que si se podía lo repetiriamos. Yo por mi parte hasta el momento saco nada de mi mente.
    Esto fue hace un par de meses y aquí sigo esperando esa nueva oportunidad.
    
    Espero les haya gustado es una historia ...