1. Desafío de galaxias (capitulo 65)


    Fecha: 20/06/2021, Categorías: Gays Autor: calvito, Fuente: CuentoRelatos

    Habían pasado tres meses desde la batalla de Kaaitam, donde la flota corsaria bulban había sido destruida. Su actividad, prácticamente había desaparecido, a excepción de un par de naves que eran perseguidas por Bertil sin descanso y que no tardarían en caer.
    
    Iris entrevisto al pretor bulban, y la emisión, después de editarla para eliminar cualquier referencia al «incidente» con Marisol, causó sensación en toda la galaxia, pero muy especialmente en las zonas federales de detención bulban y en los territorios ocupados del Sector 26. Iris se encargó de desenmascarar al pretor y el régimen totalitario que representaba. A partir de esa emisión, y sus incontables reposiciones, no solo en el canal bulban, también en todos los canales públicos y privados, el número de refugiados y de soldados que se rendían a la menor oportunidad aumento considerablemente. La gobernadora militar Loewen, tuvo que habilitar nuevas zonas de detención para los civiles y campos de prisioneros para los militares.
    
    La ofensiva en dirección a Akhysar, había comenzado. Mientras Opx y Esteban combatían en Dayaxa, y estaban próximos a conquistarlo, en Anthangay, el planeta marítimo, Pulqueria y Torres, habían formado una enorme plataforma flotante, uniendo casi treinta transportes de tropas. La instalación, a veinte kilómetros de la costa oriental de la única isla-continente del planeta, serviría de base para el ataque contra las playas, único sitio viable para ello. Los transbordadores y lanzaderas, ...
    ... repletos de fuerzas de desembarco, atacarían a ras de agua para eludir la acción de la poderosa artillería pesada bulban; aun así, se enfrentarían a las defensas costeras. Desde la órbita, la flota inició un duro bombardeo de cobertura, apoyado en la atmosfera por la flota de corbetas y miles de interceptores.
    
    El general Torres, desde la base flotante dirigía las operaciones. Salio el sol, y con él a sus espaldas, la primera oleada de desembarco se lanzó al ataque, mientras la artillería costera respondía al ataque con un terrorífico fuego constante. Los impactos en los escudos de energía de los transbordadores, eran tan fuertes, que estos los acusaban agitando con extremada violencia a los soldados del interior. En ocasiones, incluso, perdían el control y se estrellaban contra el mar. Aun así, lograron establecer una cabeza de playa y la infantería pudo progresar por la arena y crear una zona de control de no más de doscientos metros, desde donde atacar las defensas costeras.
    
    Desde el centro de mando del Cuartel General en Mandoria, Marisol, sentada en su sillón y con una taza de café en la mano, asistía a la batalla cuándo llegó el canciller Cimuxtel.
    
    —Señor canciller, que sorpresa, no sabía que iba a venir.
    
    —Como me vuelvas a llamar así, te voy a dar una leche que te vas a cagar, —dijo Cimuxtel abrazándola con sus cuatro brazos.
    
    —¡Joder!, como te pones.
    
    —¿Me crees si te digo que estoy hasta los cojones de ser canciller?
    
    —Pues, todavía te queda.
    
    —¡Seis ...
«1234»