1. Déjame ser yo (resto del relato)


    Fecha: 09/01/2021, Categorías: Dominación / BDSM Autor: wastedLalo, Fuente: SexoSinTabues

    ―Y cómo se supone que debo castigar esa «terrible» falta, Melly? ―Yo creo que cinco latigazos sería un castigo suficiente, pero eso es cosa tuya, amor mío – le respondió Melissa que en ese momento recibió un tirón de pelo y volviéndose abofeteó con contundencia a su Hattie – ¡Vigila estúpida! Hattie se arrodilló y besó los pies de su ama para pedirle perdón antes de continuar peinándola. ―Mira, yo voy a castigar a mi Hattie. Podemos dejar a los dos sin comer nada en todo el día. Te parece bien, querido? – dijo Melissa mirando a su esposo a través del espejo del tocador. Hesed asintió. Aquello era una crueldad gratuíta. El chiquillo no había hecho nada malo y se veía obligado a dejarlo sin comer todo el día. como si cuando no los castigan pudieran comer mucho, se dijo Samuel mirando sorprendido como Argenis le besaba los pies y le pedía perdón. ―Muy bien, Gama, amor mío. – le dijo Melissa abandonando el tocador para estirarse en la cama y abrazarse a su esposo que estaba sentado en el borde para que su esclavo lo calzara – ya verás como dentro de poco tiempo te sabrás hacer respetar Gamaliel asintió. No lo veía claro pero se había comprometido Por su parte Nitza seguía sin definirse en cuanto a la castración de su esclavo Bryant. El pobre muchacho vivía entre angustias que lo hacían despertarse por las noches sudando y totalmente descompuesto. Nitza le permitía ir a dormir a la cabaña con su madre ―A veces pienso que te haría un favor haciendo que te castraran. tienes una ...
    ... parte muy femenina en tu interior – le dijo a su arrodillado esclavo mientras éste le hacía un delicado masaje en sus pies. ―No lo haga, señorita , no lo haga, se lo ruego, perdone a este esclavo, señorita – le dijo Bryant que se puso a besar los pies que acariciaba y los llenó de lágrimas. ―Ya veré qué hago, por lo pronto nadie te he pedido tu opinión, por lo que debería azotarte por hablar sin mi permiso. pero no lo haré. , pero hoy te quedarás sin comer. Entendido? ―Sí señorita Esa noche, mientras dormía en el suelo, a los pies de la cama de su ama, soñó que ésta le extirpaba sus genitales. Se despertó gritando. Nitza se despertó asustada a consecuencia de los gritos del esclavo. ―¿Qué ocurre? ¿Qué pasa? – gritó asustada ―Lo siento señorita , creo que he tenido una pesadilla, lo lamento mucho y le pido perdón señorita ama, no volverá a suceder. Nitza , que se había quedado sentada en la cama, se dejó caer de espaldas. ―¡Menudo susto que me has dado! ¡Joder, ahora me has desvelado! ¡Bésame los pies hasta que consiga coger el sueño otra vez! – le ordenó fastidiada. ―Sí señorita, gracias por no castigarme,– le respondió humildemente Bryant mientras comenzaba a besarle los dedos de los pies que sobresalían bajo la tenue colcha con la que se tapaba. El aroma que despedían los pies de su ama parecía calmar un poco la angustia de Bryant . Se aplicó a calmar la probable ira de su dueña por haberla despertado, besando con exquisita ternura sus lindos pies. Nitza miraba al techo en el ...
«1234»