1. La mujer de mi vecino Antonio


    Fecha: 08/01/2021, Categorías: Anal Sexo con Maduras Autor: zorro_en_celo, Fuente: xHamster

    La segunda mujer madura de mi vecino Antonio, tenía la afición diabólica de tirarse a todos los hombres que siempre estaban cerca de su marido y yo al ser joven entonces, fui otro más que pasó por la cama de esta ramera madura y siempre en celo y con ganas de rabo.Mi vecino Antonio se había quedado viudo y a los tres años de la muerte de su pobre esposa se casó se casó con una atractiva y sexy mujer. No tenían hijos y de vez en cuando yo les ayudaba en el bar que regentaban en una de las más populares calles de nuestro barrio con lo cual era fácil llegar a él. Una noche, poco antes de abrir, ella se puso "de tiros largos", pues ansiaba salir con las pécoras y víboras de sus amigas, yo entré a casa de Antonio y los vi discutiendo acaloradamente instantes antes de que Antonio se dispusiera a leer tranquilamente el periódico— Mira, Chanel, no te pongas pesada, esta noche hay que abrir, que estamos en fiestas — declaró Antonio— Antonio, por favor. Me he vestido para salir con mis amigas y tu no me vas a a quitar de salir — expuso Chanel airada— No te pongas coñazo, ¡aquí se hace lo que digo yo! — exclamó Antonio furioso— ¡Voy a salir, te pongas como te pongas, so cabrón!, ¡porque me sale del chocho! — bramó Chanel rabiosaEn ese momento llegué yo y me dirigí a Chanel que me miró con su acostumbrada simpatía— ¡Aquí llega "el niño" que nos va a echar una mano! — observó Chanel muy complacidaMe acerqué a Chanel y empezamos a tontear y me le besé en el cuello y se empezó a relajar ...
    ... sexualmente, le metí una mano entre el corpiño negro de satén y su sexy chaqueta marrón con estampado pantera y le empecé a sobar una teta y se puso muy cachonda la muy puerca— ¿Te gusta? — inquirí— Claro que me gusta, canalla — aseveró Chanel excitadaLa muy puerca disfrutaba como una guarra endemoniada con mis caricias y sobos y manoseos sexuales y me bajó mi mano izquierda para que comprobara que la muy cochina gozaba y se deleitaba con mis continuas caricias sexuales y que no llevaba falda y que dejaba al aire su negro y sexy tanga— ¿y ese tanga tan sexy de zorra? — clamé lascivamenteMe deshice de su sexy y procaz tanga de ramera disoluta y la muy puerca de Chanel me miró con lujuria y lascivia pues estaba fascinada por que empezaba a tratarla como la puta facilona que en realidad era.Nos pegamos dos morreos linguales con ahínco sexual y eso me excitó mucho mas y mientras nos devorábamos los morros yo le magreaba una teta con vicio y lujuria y ella se ponía cachonda y lujuriosa— ¡vamos, cabrón, trátame como a una vulgar fulana!, ¡lo deseo, cariño! — ordenó Chanel con lascivia— ¡tus deseos son ordenes!, seré tu semental! — acaté lascivamenteLa guarra Chanel fue bajando lentamente su lasciva bocaza de guarra para hacerme una soberbia mamada— madre mía, Lorenzo, ¡que rabo gastas, cabrón! — exclamó Chanel con lujuriaPor las trazas de fulana que gastaba en ese momento esta buena señora y por las depravadas ganas que le ponía, tenía la sensación de ser mamado por una fulana de las ...
«1234»