1. La magia de la fantasia


    Fecha: 01/04/2020, Categorías: Intercambios Autor: Anónimo, Fuente: RelatosEróticos

    Dicen que la magia es real y la fantasía es momentánea. Dicen que la fantasía se aloja en la mente y la magia en el corazón. Esta es la historial de como en ocasiones en la vida real suceden situaciones que se imaginan y se desean, pero que uno considera que es imposible que se produzcan y sin embargo por la chispa de la magia o por un cumulo de casualidades, ocurren.
    
    En ocasiones la realidad supera la imaginación y las situaciones se producen por una dinámica propia, una inercia quizá ocasionada en la magia y la fuerza generadora de la fantasía. Y eso precisamente es lo que ocurrió ese verano, en el cual mi escena imaginaria se hizo realidad
    
    Mi esposa y yo somos una pareja de edad media, con los hijos ya fuera del hogar. Vivimos en una pequeña ciudad andaluza y sentimos un amor sereno y profundo el uno por el otro. Un amor lejos de convencionalismos y con una relación sexual intensa y placentera, de larga pericia en el tiempo, realizando todo tipo de prácticas sexuales posibles entre un hombre y una mujer. Pero en cuanto a ellas somos reservados, no somos dados a realizar comentarios ni actos en lugares en los que podrimos ser observados. Siendo aún más discreta Lola (así se llama mi mujer), quizás por su educación en un colegio, de monjas. Ella es menuda, de cuerpo pequeño, de un tipo indiscutiblemente andaluz, de formas marcadas y bien proporcionadas, es sin duda una señora madura muy atractiva.
    
    En ocasiones, en nuestros juegos sexuales fantaseamos. Las ...
    ... fantasías de Lola son algo más convencionales. Parejas hermosas, haciendo el amor en distintas posturas. Yo por mi parte tengo otro tipo de fantasías. Fantaseo con tríos, siempre incluyen a Lola haciendo el amor conmigo y otro hombre que la penetra con una gran polla mientras yo observo o Lola me realiza sexo oral. O bien la tercera persona es otra mujer con la que mi esposa y yo mantenemos relaciones. En los momentos eróticos en que compartimos estas fantasías nuestra excitación es muy alta. Sin embargo nuestra natural timidez nos impidió llevar a cabo nuestros sueños y por supuesto jamás pensábamos que las cosas ocurrieran como después sucedieron.
    
    Desde hace años en verano siempre pasamos unos días en un lugar determinado del sur de Portugal, en el cual es posible practicar el nudismo de una forma discreta ya que su magnificas y extensas playas están poco frecuentadas. En ocasiones es posible no encontrarse con otras personas durante todo un largo y plácido día de sol y arena. Accedemos a la playa mediante un pequeño transbordador y desde la zona donde nos deja el barquito, siempre realizamos una caminata para alejarnos de la gente para buscar zonas tranquilas donde poder disfrutar de la discreción que tanto valoramos.
    
    Es precisamente en este lugar, donde habitualmente transcurrían la mayor parte parte de mis fantasías sexuales, en las cuales Lola realizaba el amor sobre la arena de la playa con un hombre muy bien dotado. Ella en la playa, rechazaba siempre cualquier tipo de ...
«1234»