1. Fue con mi futuro suegro...


    Fecha: 09/10/2019, Categorías: Gays Voyerismo Primera Vez Autor: renovatio111, Fuente: xHamster

    Daniel es un hombre de 25 años, de 1.80m de estatura, una piel blanca como la leche, tapizada de vellos en los brazos y en sus fuertes piernas (las cuales están muy antojables gracias a que esta en un equipo de fútbol), además de unos ojos verde oscuro y un cabello negro y abundante, y una barba espesa alrededor de sus gruesos y rosaditos labios.Esta comprometido con Margarita de 23, su novia desde hace varios años, a la cual considera como "la mas buenota" de las chicas con las que ha salido."¿Cómo estás Ricardo?" le saluda Daniel a su futuro suegro al llegar a la casa de su prometida, llevando con él un ramo de rosas rojas, tal como le gustan a la chava."¡Muy bien cabrón! Pásale, ahorita llamo a Margarita"Ricardo tiene 50 años, pero pese a su edad se ve bastante bien conservado, ya que siempre va al gimnasio a trabajar todos sus músculos, no le gusta que le hablen de usted ni lo llamen señor, Don o cualquier otra palabra que asome tan siquiera ligeramente su verdadera edad.Daniel lo mira de pies a cabeza, siempre le ha llamado mucho la atención como se mueve su redondo y levantado culito, por eso cuando el hombre se voltea de espaldas Daniel se queda mirando como hipnotizado aquel trasero y de inmediato siente como su verga dormida amenaza con despertar."Hola mi amor" lo saluda Margarita con un beso."Bueno, yo los dejo" comenta Ricardo despidiéndose de Daniel con una sonrisa y una mirada rápida al ziper de su pantalón donde asoma una apetecible pija que al parecer a comenzado a crecer.Daniel no se puede quejar, su vida sexual con Margarita ha sido de lo más satisfactoria, nada le agrada tanto como unos buenos senos, una vulvita húmeda y por supuesto, un culito apretado y levantadito eso si sin importar si es de un hombre o una mujer.Más de una vez se ha hecho una paja imaginando como algunos de sus camaradas del equipo de fútbol en el que juega le entregan su culito, siempre escogiendo los más apetecibles, los cuales ha llegado a ver en los vestidores.Se frota su gran verga rosadita y circuncidada, gimiendo despacio pensando como su gran paquete podría entrar en alguno de aquellos culitos con unas embestidas que lleguen hasta el fondo y siente como de repente de su instrumento comienzan a salir chorros de semen calientito empapando su velluda mano sin contar con lo bien que se siente de tener esas fantasías que lo calientan tanto.Pero eso solo son fantasías, hasta ahora no había tenido el placer de probar el culo de otro hombre, lo cual lo obsesionaba cada día más.Una tarde recibe una llamada, es su futuro suegro, quien lo invita a que se vayan a escalar unas montañas fueras de la ciudad, a lo cual Daniel acepta encantado porque sabe que le agradará a su prometida que él y Ricardo se lleven muy bien y porque tendrá a su entera disposición aquel trasero con el que tantas pajas se ha hecho ya.El gran día llega ¡un domingo a las cinco de la mañana! Quedaron ambos de encontrarse en una avenida, donde Ricardo pasaría por él en su camioneta último ...
«1234...11»