1. Indiscreción


    Fecha: 04/08/2019, Categorías: Humorísticos Autor: DENYS PERVERSO, Fuente: CuentoRelatos

    A veces me disgusta cuando tengo que elegir lo que voy a escribir, la pornografía siempre ha estado prohibida. A pesar de que hoy en día hay sitios para la gente que nos llena de placer esta perversión. Sin embargo, de pronto te encuentras gente que critica esta práctica. Lo curioso es que para criticar forzosamente tuvieron que haber leído, y para haber leído tuvieron que buscar el sitio. Una cuestión más ¿Por qué? No lo entiendo. Habiendo tantos libros tan buenos tan bien narrados, a veces hasta da envidia la exquisitez que manejan algunos para tocar el tema sexual. Verdaderos poetas que rinden culto a Eros. Los temas que surgen de la imaginación de mi imaginación. No tienen como intensión retratar a nadie, algunas de mis narraciones nacen de sucesos que han sido reales. Algunos pura fantasía y lo dejo a su imaginación ustedes son quienes deciden si puede ser cierto o falso.
    
    Esto nace de una persona franca que llama a las cosas por su nombre, a la verga le llama verga y la panocha le llama panocha. Hacemos gente muy tímida entre hombres y mujeres. Así como también hay gente muy audaz también entre hombres y mujeres. Dirá la mujer que el hombre y el hombre que la mujer. Por esas calles donde todos transitamos, existen probabilidades.
    
    A veces depende de las circunstancias, de las oportunidades que puedan surgir. Todos cometemos indiscreciones y estas a veces obran en contra de uno mismo.
    
    Artemisa, fue creada entre gente muy franca. Acostumbrada a expresar su sentir ...
    ... sin temor basados en la verdad. Esto resulta bueno, ¿cuantas veces uno de nosotros, nos quedamos por temor con ganas de expresar nuestro verdadero sentir? Muchas veces, a mi pasa muy seguido. Sin embargo, esto para Artemisa resulto contraproducente. Casada ya, algunos años atrás con Héctor, vivía una vida plena de dicha a su lado, ella no se cansaba de expresarlo. Esto no tiene nada de malo, pero dentro de su franqueza contaba sus intimidades con Héctor. Esto con el afán de exaltar las dotes amatorias de su marido, por ahí el refrán dice: no le cuentes a tus mejores amigas que tu marido es un tigre en la cama porque no faltara la calenturienta que quiera comprobarlo. Por algo será. Rosaura escuchaba constantemente las charlas de Artemisa. Ella soltera y sin conocer las delicias que del sexo le contaba su hermana. Picaba constantemente su curiosidad. Héctor llego a ser para ella como semi dios del sexo. 16 años acompañaban entonces a Rosaura y ya padecía cierto furor sexual entre sus piernas. Muchas ocasiones terminaba con las pantaletas mojadas después de la charla con Artemisa. Y es que Artemisa le contaba a detalle todo lo que le hacia su marido.
    
    —anoche hubieras visto, desabrochó mi blusa y se dedicó a ver mis pechos con mi sostén aun puesto, sus ojos miraban mis pechos y estos parecían salir de sus orbitas. Para excitarlo aún más me senté sobre la cama y empecé a abrocharme la blusa. Pero él no me dejo, detuvo mis manos, abrió mi blusa y comenzó a besar y chupar mis ...
«1234»