1. Mi padrastro me hizo mujer 4


    Fecha: 01/12/2022, Categorías: Confesiones Tus Relatos Autor: Lizbeth, Fuente: RelatosEroticos-Club

    Hoy tuve una fuerte riña con mi marido, siento que lo odio. Y no puedo con mi vida de aparencias, debo aparentar ante mi abuela, hermanos que todo esta bien. Ante mis hijos, que su padre ha vuelto para quedarse, tener que seguir callada sabiendo que él me engaña aún, que visita a su otra mujer. Aún que lo perdoné igual la sigue viendo.
    Aunque el me controla todo, hasta mis redes y whats app, no sabe que hago todo esto de los relatos, espero que vaya al trabajo para hacer esto. Hoy mientras iba al super, compré una tarjeta de celular, que escondere muy bien, voy a seguir un consejo de uno de los lectores, y voy a atreverme con mi padrastro.
    Quiero idear primero como hacer todo, la verdad, extraño su pinga.
    Aunque tenga mujer, estoy segura que si lo busco el me quiera culiar, ya que antes el estaba loco de placer por mi micha, estoy desesperada por su pinga, quisiera revivir esos tiempos cuando llegaba a mi cama, besando mi piel, lamiendo mis tetas, ahora las tengo más grandes, le van a gustar, quisiera sentir su lengua en mi cuello, mientras me pone su dura pinga en mi culo, mientras ...
    ... acaricia mis tetas, así de espalda me baje mi ropa y mi panti, me ponga saliva en el coño y desde atrás me vaya metiendo la pinga, que ella sola abra paso hasta encontrar mi coño, y me la vaya hundiendo lentamente hasta metermela toda, me inclinaría un poco y el empieze a penetrarme bien duro, oír sonar su piel contra mi cuerpo, sentir sus huevos golpear mi clitoris, y que me tiré toda la leche dentro.
    Estoy dispuesta a mamarsela si se depila todo allá abajo, mientras el me la mama a mi, quiero sentir su lengua caliente, y soltarle todo mis jugos en la boca, y repetir, quiero sentir su pinga en brochita, para luego me la hunda, estoy muy segura que me cogera bien rico, porque el no perdona ninguna micha que se le ofrezca, hace poco lo vi, se me mojó el coño al tenerlo cerca, y recordar esas noches de sexo, deseo sentir su barbita en mi coño, en mi clitoris, cuando se hacía el candado, quisiera que la tenga mas espesa para que me la roce en el clitoris, son tantas cosas que deseo sentir de él, que necesito pensar bien como culiarmelo, porque no hago otra cosa que desearlo, y fingir con mi marido, 
«1»