1. Un placer que es problema


    Fecha: 27/11/2022, Categorías: Confesiones Tus Relatos Autor: Marcela, Fuente: RelatosEroticos-Club

    Mi sobrina a sus 18 anos quiso venir de su ciudad a vivir donde vivo yo. Se quedó en casa ya que vivo sola. Una adolescente que me robó intimidad y se apropió de mi vida. Pero ahijada única, la quiero mucho y pudimos llevar bastante bien la relación en esos años.
    Al año de vivir acá, se puso de novia con un muchacho de su edad. Muy lindo hombre, grandote y muy simpático, la enamoró y a la familia le cayó muy bien. 
    Tengo una habitación, así que mi sobrina dormía en el comedor, en una cama que armamos ahí. Al poco de su noviazgo, era común que los escuchará cojer por las noches y me calentaba demasiado. Me he hecho muchas pajas escuchando como cojían.
    Pero un día que mi sobrina estaba estudiando llegó Lucas, el novio, y siendo verano estaba solo con una biquini. El tenía llave así que ese día me di cuenta cuando sentí que me tomaba de atrás dándome un beso en la mejilla. Yo estaba en la cocina y cuando me tomó así, me hizo temblar.
    Me volvió a abrazar y sentí su pija dura, cuando quise acordar la tenía adentro y me estaba acabando como animal.
    Me dió una cojida increíble que no pude evitar ya que andaba muy necesitada de buena pija.
    Hablamos de que estaba mal, que eso no era bueno, pero nos volvimos a revolcar y me dió una ...
    ... segunda cojida mejor que la primera.
    Se fue a su casa y cuando llegó mi sobrina le dije que estaba dolorida, con mi periodo para que me deje descansar.
    Dos días después lo volví a ver, estaba con mi sobrina y todo fue normal.
    Cuando pude hablar a solas con el, le expliqué que no lo haríamos más, pero volvimos a cojer cómo bestias y su pija me quedaba a medida. Sabía que no podría negarme cada vez que quisiera cojer, y así fue.
    Ellos se casaron, tuvieron un hijo y se mudaron juntos a una cuadra de mi casa.
    Lucas seguía viniendo una o dos veces por semana y me daba unas sacudidas muy fuertes, me tenía regalada y jamás me puse resistir.
    El día que vino a contarme que se separaban porque andaban muy mal entre ellos, terminamos cojiendo en un patio de casa, por más de una hora y fue la primera vez que me acabo en la boca mientras lo mamaba.
    Ellos terminaron muy mal, y yo me siento terrible con mi ahijada, pero me sigo cojiendo a Lucas cada vez que viene sin que nadie sepa.
    Creo que algún día voy a tener un problema serio, porque todo se sabe pero la pija de Lucas es hermosa y me llena por completo.
    El se volvió a casar y menos que antes pero cada tanto pasa a darme verga y yo feliz de tener aceitado el canal de me felicidad 
«1»