1. Reencuentro con la secretaria picara.


    Fecha: 10/10/2022, Categorías: Jóvenes Tus Relatos Autor: jefecito61, Fuente: RelatosEroticos-Club

    Beatriz, hacia un año se había cambiado de trabajo, pues en una oficina publica le ofrecían mejor salario aunq con las mismas prestaciones, y un horario rígido q le daba oportunidad de terminar sus estudios universitarios. El cambio había sido con una señora eficiente, pero sin mucho atractivo que digamos.
    Una tarde, a la hora de salida de mi trabajo, una llamada telefónica de un número desconocido:
    -Alo, dígame?
    -A ver si recuerda mi voz...
    Era ella...su melodiosa voz era acompañada por una risita.
    -Hola, que agradable sorpresa... que te habías hecho? Cambiaste número?
    -Si, el otro me lo robaron...pero cuénteme, usted, q tal, como ha estado? No me ha olvidado, verdad?
    -No, como crees...siempre te enviaba saludos con tu hermano cuando lo veo.
    -Ah, si, así me decía. Y qué, ya no se recuerda de nuestras salidas?
    -Claro que sí, y me has hecho mucha falta.
    -Y yo le llamo, para q nos veamos, tengo cosas q contarle y ganas de.... ya sabe
    -Dime dónde estás y paso por ti, que tengo la noche disponible
    Acordamos dónde y el momento, y justo en 20 minutos nos encontramos.
    Usaba el uniforme de su oficina, una falda corta y ceñida al cuerpo, ese cuerpo q tanto me daba placer... una blusa de botones al frente con bufanda al cuello, maquillaje leve pero llamativo, zapatos de tacón medio...preciosa
    Se subió al carro, y saludándome de beso en la boca, me dijo:
    -No sabe como me pongo al recordar nuestras salidas y aventuras...ojala q se puedan repetir...es que ya egresé de la ...
    ... universidad y tengo mas tiempo a la hora de salida del trabajo.
    Y sentándose de lado, me dejó a la vista su ropa interior, tanga de color perla.
    -Mmm, que bonita vista me dejas ver.
    -Y si quiere, tóquela para recordar...
    Abriendo las piernas, me permitió acariciar ese panalito de miel
    -Gracias...tú dime...vamos a comer a algún lugar o qué hacemos?
    -Vamos a aquel motel donde sirven aquellas hamburguesas sabrosas q comíamos en aquellos tiempos.
    Llegamos al tal lugar, pedí la comida y al estar en el cuarto, de los que tienen jacuzzi, me dijo:
    -Quiero q me desnude suavemente, y q nos metamos al jacuzzi, para sentirnos mas motivados.
     Dicho y hecho...le quité la blusa, quedándose en un bra pequeño que apenas cubrían esos redondos pechos q siempre me ofrecía con lujuria. Luego le desabroché la falda, y estando en la mini tanga q usaba, me dice:
    -Que le parece lo q ve?
    -Una estatua como las q están en Roma...preciosa.
    Volvió a acercarse, y besándome con voluptuosidad, me agarró el paquete y dijo:
    -No sabe cuanta falta me ha hecho sentir esas venas q recorren su verga y q me hacen mojarme tanto
    Le quité el bra y me comí sus tetitas haciéndola gemir con gusto... luego, bajé y le saqué la tanga con los dientes, mostrando una sonrisa de placer, subiendo nuevamente a su vulvita, muy bien depilada, y q ya estaba húmeda.
    Con dos dedos se la abrí, y metiendo la lengua, le hice abrir las piernas, abandonándose a la caricia del sexo oral.
    En la próxima entrega les daré mas ...
«12»