1. Mira al pibe


    Fecha: 22/09/2022, Categorías: Jóvenes Tus Relatos Autor: Alejo, Fuente: RelatosEroticos-Club

    Me estoy despertando y me arde la cola. Es una sensación extraña. Me duele poco, me arde también algo pero tengo como un vacío, esa sensación de que me falta algo.
    Ayer vino un sobrino y como hacía rato que no lo veía lo llevé a cenar afuera.
    Está grande. Más alto que yo, diecisiete años, delgado, aún sin pelos casi y todo indica que va a pegar otro estirón pese a su metro ochenta.
    Comimos una paella en un bodegón español y la verdad que me asusté de cuánto puede comer un adolescente.
    A la vuelta nos dimos una buena mojada, ya que nos agarró la lluvia en el camino. Llegamos cruzando varios charcos y empapados. Directos a darnos un baño y cambiarnos de ropa.
    Terminé yo y entro el, mientras llevé la ropa al lavarropas y cuando salió lo ví por primera vez realmente
    Era impresionante el paquete del nene. Se le marcaba una pija bastante gruesa, debajo del slip acomodada hacia un lado se destacaba sin dudas.
    Fue increíble como había crecido, pensé
    Cuando nos fuimos a acostar, cada uno a su pieza, lo escucho llamar
    - ¡Tío! Mirá esto
    Fui y era un desastre. Había quedado abierta la ventana y lluvia había mojado toda la cama y el piso.
    Cansado y molesto por el problema, entre, cerré la ventana, limpié el piso y saque la ropa mojada de la cama para que se seque el colchón.
    - Vamos a tene que dormir en mi cama, le dije, esto hoy no se va a secar
    Así que nos fuimos a acostar y nos dormimos
    A media noche me doy cuenta que el nene dormido, me estaba apoyando la pija en el ...
    ... culo. Se notaba que estaba caliente porque la tenía enorme y caliente.
    No estaba yo exitado, pero la sensación me gustó y lo dejé ahí, queriendo dormir
    Su pija empezó a latir. Palpitaba. Me presionaba en una nalga repetidamente
    En un momento la corrió y sin pensar me moví para acercarme de nuevo, quería dormir con su pija caliente en mi nalga
    Me sorprendió cuando volví a sentir el roce. No podía creer que había sacado su pija afuera y me la apoyaba algo mojada en medio de mis nalgas
    ¡El pibe me quería cojer!
    La idea de saber hasta dónde iba a llegar me pudo y me baje mi calzon dejando que su pija se apoye directamente en mi canal rozando mi ano y dejando una carga de líquido espeso tibio que me estaba gustando cada vez más
    Toda represión moral, se fue de mí. Tomando una nalga con mi mano me separé la otra y dejé expuesto el agujero de mi ano que se me había dilatado.
    Me frotaba suave la cabeza de la pija que rodaba por la puerta del culo ayudada por sus propios jugos que me habían empapado
    Sentí que me apoyaba la punta de su pija en la puerta del culo y que su calor me invadía por dentro. Abrí más el culo con mi mano y justo empujó esa enormidad forzando la entrada y pasando el anillo con una cabeza que era un hongo grande.
    Ni bien entro la punta se volvía algo más delgada logrando que mi estirado anillo se cierre como atrapando ese pedazo de carne caliente.
    Se quedó quieto y me obligó a moverme lento hacia atrás, clavando cada centímetro de pija que se me iba ...
«12»