1. El fin de mi segundo noviazgo


    Fecha: 11/09/2022, Categorías: Primera Vez Tus Relatos Autor: Ani, Fuente: RelatosEroticos-Club

    Ya les conté que empecé cojiendo de la primera vez con Pupi y su padre, luego en otro momento con su padre y la amante, y así fuimos teniendo una vida muy intensa en lo sexual
    Aquella tarde me encontré en problemas y mi novio, ofendido, me dejó para siempre. Aún extraño a esa familia tan especial
    Resulta que ya habíamos tenido sexo con algunos familiares, y algún amigo del padre también, pero siempre estaban mi novio, su padre o ambos.
    Era domingo y volvía de un cumpleaños, cerca de las 7 de la mañana, estaba saliendo el sol. Venía cansada y como había perdido mi billetera, caminando más de 30 cuadras. 
    A las pocas cuadras un banco en la vereda me dió lugar para descansar. Al notar que el cansancio me podía vencer y quedar dormida, decidí seguir
    Un auto rojo se detuvo delante mío y bajo un muchacho algo mayor que yo.
    - Hola Ani, ¿Que haces por acá?
    - ¿Me conoces, no te recuerdo?
    - Soy Manuel, amigo del padre de tu novio. Nos vimos hace como tres meses, estuvimos en una fiesta en la casa de tu suegro. La pasamos muy lindo
    - Habíamos hecho varias fiestas, todas terminabamos cojiendo todos con todos y la verdad es que de este no me acordaba
    Era moreno, alto, bien vestido y cansada como estaba, le dije
    - Vengo de un cumpleaños y perdí la billetera. Caminaba para casa, pero me falta para llegar
    - ¿Te llevo?
    - Si podés te voy a agradecer, le dije sonriendo
    - Te hago de chófer si así, me respondió y subimos al auto. 
    Le pase la dirección y arrancó. A la otra cuadra ...
    ... me dice
    - Si tenés un ratito, podemos pasar un lindo momento.
    - Sabes que me gusta, pero estoy cansada...
    - En casa entonces, y si te dormis no hay problemas
    Lo volví a mirar y al notarlo el se frotó la pija sobre el pantalón, quedando evidente que tenía una muy buena poronga 
    - Dale, vamos. 
    Llegamos y como estacionó dentro del garage, ya estábamos dentro con solo cruzar una puerta
    Yo había ido con una minifalda de tela y una remera al cuerpo, muy escotada
    Cuando pasé la puerta, el me acompañó con su mano en mis nalgas acariciando por debajo de la pollera
    Sin darme vuelta, llevé mi mano para atrás y pude palpar una poronga enorme
    - ¡Que grande está!
    - Y viendo lo que me voy a comer, dijo sacándome una teta afuera para chuparla
    Cuando su pija quedó a la vista, me sorprendió. Era muy gruesa, larga, y negra. Enorme. 
    - Mirá, de está pija no se olvida nadie le dije.
    Y seguí sin apartar la vista de ese pedazo increíble.
    - Si me hubiese comido una poronga como está no me olvidaría nunca. No te conozco yo
    - Y la verdad que desnudo no. Ese día que te Vi, no pude quedarme y me fui caliente... 
    - No se puede ni pajear esta bestia, le dije
    Mientras le hablaba quise saber si grosor y una mano apenas rodeo poco más de la mitad de su diámetro
    Emanaba un suave olor que me estaba haciendo mojar, y su calor me llegó a la concha, el mientras tanto volvió a chuparme las tetas, manosando mi concha y mi culo con sus manos. Había corrido mi pequeña tanga y me metía el dedo gordo ...
«12»