1. Provocando a 2 hermanitas traviesas #2 Espiando


    Fecha: 21/06/2022, Categorías: Incesto Tus Relatos Autor: JaviTemptation, Fuente: RelatosEroticos-Club

    Recomiendo leer la primera parte del relato en https://relatoseroticos-club.com/100322_provocando-a-2-hermanitas-traviesas-1-la-llamada
    ---------------------------------------------------------------------------------------------------
    Hasta donde le alcanzaba la memoria, Judith siempre tuvo complejo de inferioridad con Sara. No sólo se trataba de que su hermana mayor fuera mejor estudiante, tuviera más amigos y un éxito arrollador entre los chicos, sino que además envidiaba (y en secreto admiraba) ese cuerpo tan voluptuoso que tenía: esa melena y sus ojazos verdes, esas tetas tan generosas, que hacían babear allá por donde pasaba, y ese culazo carnoso y blandito, que daba ganas de agarrar incluso a ella.
    
    No es que Judith estuviera mal ni mucho menos. Lucía una hermosa melena rizada de color castaño, con mechas rubias en las puntas, ojos color miel a juego con su peinado y un rostro agraciado que completaba una sonrisa de no haber roto un plato.
    
    Tampoco tenía nada que envidiarle en cuanto a la delantera. Cierto es que sus tetas eran más pequeñas que las de Sara, pero aún así tenían un tamaño considerable y estaban incluso más enhiestas que las de su hermana. Y aunque tenía menos culazo, gracias a su afición al fitness lo tenía más duro y redondito que el de ella.
    
    Judith no se daba cuenta de todos estos detalles y le costaba admitir que, en secreto, anhelaba tener unas tetas como las de su hermana (o quizás precisamente las de la misma Sara) para jugar con ellas ...
    ... y hacer travesuras, igual que con su culo.
    
    Hacía poco que se había mudado con ella al piso de estudiantes, que sus padres alquilaron para tal fin en la capital de provincia, por motivos académicos. Su familia procedía de un pueblo valenciano demasiado lejos de la ciudad, por lo que no era práctico tomar el autobús o el tren dos veces al día, ida y vuelta, para acudir a las clases universitarias.
    
    Y aunque la convivencia no era en absoluto problemática, justo al contrario, Judith sí que había empezado a notar ciertos cambios en Sara que no sabía cómo procesar.
    
    Su hermana iba más ligera de ropa que de costumbre, incluso cuando todavía hacía algo de frío, aprovechando la libertad de vivir lejos del yugo familiar. Su familia tampoco es que fuera excesivamente estricta, pero Sara aprovechaba la ausencia de sus padres para lucir camisetas holgadas peligrosamente cortas y escotadas, o simplemente pasearse por el piso en ropa interior o lencería.
    
    Aún recordaba cierta conversación semanas atrás…
    
    - ¡Tíaaa, que tienes las largas puestas! – le dijo
    - ¿Eh? – la miró Sara sin entender
    - Que vas marcando todo… ¡en la camiseta!
    - ¡Ahhhh! Jajaja. Es que aún hace un poco de frío… ¡menos mal que se acerca el veranito! – celebró Sara
    - Tía, pues tápate un poco hasta que haga más calor…
    - Es que me gusta ir así de suelta y cómoda por casa, aprovechando que los papis no están.
    - No, si ya me doy cuenta… yo lo digo no te vayas a resfriar. – respondió Judith a regañadientes
    - ...
«1234»