1. El disfraz


    Fecha: 08/06/2022, Categorías: No Consentido Tus Relatos Autor: Kelo1961, Fuente: RelatosEroticos-Club

    Lorena y yo hace varios años que salimos. No tenemos un vínculo formal, cada quien vive en su casa y tiene sus amigos y aunque nos hemos reunido con algunos mantenemos la identidad de cada grupo por separado.
    Del primer día tenemos muy bien sexo, y algunas veces por semana (al azar, o por necesidad ja ja ja) nos matamos en alguno de los departamentos de ella o el mío.
    La última vez fue realmente una fatal confusión.
    En esos juegos que habíamos planeado, este sería el primero.
    Reservamos habitación en un hotel muy bonito, para pasar sábado y domingo. La idea fue que ella llegaba, se disfrazaba de súper heroína sin ropa íntima y yo tenía que llegar más tarde, también disfrazado. La iba a encontrar boca abajo y lista para ser penetrada.
    Llegó el día pactado y hablando por mensajes, nos habíamos calentado con diálogos y fotos íntimas, con lo cual estábamos muy calientes los dos
    Esa noche me contaba ella, preocupada y porque no decirlo, morbosa
    - Yo, contaba Lorena, llegué a las 14 hs, vine a la habitación y como vos ibas a llegar más tarde, me cambié y puse este traje de enfermera. Me abrí una botella de gin, y me tomé en dos sorbos la mezcla que hice.
    Había llegado que volaba de caliente, así que me hice una paja lenta y hermosa. Cuando acababa me dilaté el culo con tres dedos, poniendo de a uno hasta que tuve los tres adentro imaginando que me ibas a cojer.
    Estaba ansiosa.
    Por un momento me acordé que iba a venir de súper chica, pero este disfraz me pareció más ...
    ... provocativo.
    Me acosté en la cama boca abajo, poniendo una almohada debajo de mi vientre y luego puse dos más así quedaba totalmente entregada.
    Cuando escuché la puerta que se abría, me quedé boca abajo separando las piernas y con las manos me separé las nalgas para dejar mi agujero a tu disposición
    Sentí que estabas detrás mío, no hablabas.
    Luego tú lengua en el culo, y pasando sobre mi concha, y haciéndome volar de placer
    Te pedí varias veces que me la pongas en el culo, que me cojas, que me llenes de leche, pero seguiste chupando hasta que cuando me metiste los dedos en la concha acabé de nuevo.
    ¿Vistes que yo insulto cuando acabo? Bueno insultaba más que nunca.
    Luego sentí que te bajabas la ropa, y me ponías la pija en el culo. Cuando empezó a entrar la sentí muy gruesa y tan caliente como nunca... Me dolía pero estaba feliz, al fin me llenaba el culo y calmabas en parte estirando las paredes de mi ano.
    La sentía que me llegaba hasta la coronilla. 
    Me diste una cojida tan fuerte, tan profunda, tan violenta que no paraba de gritarte que seas más suave, que me estabas rompiendo
    No me respondiste y solo me la diste más fuerte hasta que me llenaste el culo de leche, me la dejaste bien al fondo hasta que se te salió y te paraste.
    Escuché que te vestidas y me llamo la atención. No podía moverme porque me dolía mucho el culo. Estaba rota
    Me llamó la atención cuando saliste de la habitación y tardaste en salir.
    Después me lavé, me recosté a esperar que vuelvas y por eso ...
«12»